Sven Ulreich, el héroe inesperado

DPA

DEPORTES

Peter Steffen | Dpa

La lesión de Neuer le abrió las puertas de la titularidad y ahora es una de las claves del Bayern de Múnich

24 abr 2018 . Actualizado a las 08:28 h.

Pronuncie el nombre de Oliver Kahn delante de un aficionado del Real Madrid. Repita el mismo ejercicio, pero con Manuel Neuer. Seguramente un sudor frío recorra su espalda, consecuencia de recuerdos imborrables en la Liga de Campeones de fútbol. Ahora diga Sven Ulreich. Probablemente muchos hinchas del equipo blanco desconozcan quién es, pero si el Bayern está a un puñado de partidos del triplete es en parte gracias a este portero. Aunque carece de la fama de ogro de Kahn y del respeto que infunde Neuer, Ulreich es una garantía en el actual Bayern.

El arquero nacido en Schorndorf hace 29 años jugará mañana en Múnich el partido más importante de su carrera, la semifinal de la Champions contra el Real Madrid. «Si alguien me hubiera dicho de niño que iba a jugar unas semis ante el Real Madrid, no le habría creído», señaló la semana pasada a la revista Kicker. Y no solo de niño. Tampoco se lo habría tomado en serio si alguien se lo hubiera dicho hace un año. Tras toda una vida en Stuttgart, en el 2015 fichó por el Bayern: de titular a suplente. Cuando llegó al equipo bávaro sabía que su lugar estaba en el banquillo. Apartar a Neuer de la titularidad es algo casi imposible. A Ulreich la oportunidad le llegó en forma de lesión. Neuer había acabado la temporada anterior con molestias en el pie y tuvo una recaída en septiembre que le obligó a pasar por el quirófano. Su regreso se fue retrasando al mismo tiempo que Ulreich ganaba confianza bajo los palos. Cuando Heynckes entró en el vestuario del Bayern a principios de octubre, se encontró a un Ulreich hundido. «No tenía reconocimiento ni confianza», recordó Heynckes, que sustituyó a Ancelotti por malos resultados. «Fue importante que Heynckes me diera su confianza», admitió Ulreich en Kicker. «Ancelotti no me la transmitió, no se comunicaba mucho conmigo».

Desde entonces, los números hablan por sí solos: ha jugado 41 partidos, encajando 34 goles y dejando su arco a cero en 17 ocasiones. Con la Bundesliga en sus vitrinas, clasificado para la final de Copa y en semis de Champions, el Bayern está a las puertas del triplete con un héroe con el que nadie contaba. «Es el hombre del año», aseguró recientemente Thomas Müller sobre Ulreich, un portero que, de acuerdo a sus compañeros, ha hecho méritos para que Joachim Löw lo convoque para el Mundial, donde Neuer tiene un lugar reservado y Ter Stegen también es un fijo. «Ulle es una excelente opción para Löw», añadió Müller. «No quiero dar consejos a Löw, pero Sven está parando de una forma maravillosa», agregó Rummenigge.