Jorge Lorenzo está de dulce

Logra la pole en Montmeló, con Márquez y Dovizioso en primera línea, y aspira a su segundo triunfo seguido con Ducati


«¿Para mañana? Jorge es el favorito, y no es para quitarme presión y para ponérsela a él, sino que su ritmo es un poco mejor que el del resto. Pero no estamos lejos, estamos a una o dos décimas, algo que a lo mejor se puede suplir si encontramos una pequeña cosa». Así hablaba el líder de la general de motoGP, Marc Márquez, tras finalizar segundo en el entrenamiento oficial del Gran Premio de Cataluña, una disputa por la pole que se llevó Jorge Lorenzo. Y es que al estreno en la victoria con Ducati le siguió el estreno en el primer puesto de una parrilla con la moto italiana, algo que había estado a punto de conseguir en Mugello -se quedó a 0.035 milésimas de Valentino Rossi-, aunque en aquella ocasión el buen resultado del entrenamiento no hacía pensar lo que se vio el domingo, un dominio aplastante en carrera. Una diferencia importante con la pole de Montmeló, que sí plasma quién es el favorito para ganar en un escenario en el que la moto italiana ya se llevó el triunfo en el 2017. Lo hizo con Andrea Dovizioso, que dos semanas antes había ganado también en Italia, un logro que Lorenzo está en posición de repetir (Movistar MotoGP, 14.00).

«Lo importante es que finalmente hemos encajado las piezas del puzle», explicó el mallorquín, que tendrá que repetir estas buenas sensaciones en trazados menos favorables para su moto y para su pilotaje, pero que ha empezado a apuntar a nombre fijo en la pelea por todo en cada fin de semana. «Me falta cada vez menos para encontrarme natural con esta moto. Va a ser complicado alcanzarlo hasta Valencia, porque es una moto que no está puesta a mi estilo, pero poco a poco está siendo más dócil, hemos mejorado el paso por curva y el último step lo ha dado ese famoso supletorio en el depósito que me hace tener un ritmo más constante en la carrera».

La elección de neumáticos

Lorenzo tendrá a sus dos compañeros en la primera línea como los principales rivales. Márquez, que, como la mayoría de pilotos de la parrilla, mantendrá hasta el final la duda sobre qué neumático utilizar en carrera, un factor que con las altas temperaturas que se esperan para hoy a partir de las 14 horas será muy relevante; y Dovizioso, muy entonado tanto el viernes como el sábado y que en el 2017 se mostró como un maestro en la gestión de este tipo de carreras. «No tengo una estrategia fija, tengo que decidir la mejor para cada carrera, no tengo mi manera de ganar», analizó el italiano. «Por ejemplo, Jorge es muy bueno saliendo muy rápido, abriendo un hueco y luego manteniéndolo hasta el final. El año pasado gané de maneras diferentes, porque si tienes la velocidad puedes plantear una estrategia durante la carrera».

Las Yamaha

Tres nombres a los que se les podría añadir alguno más, como los de las dos Yamaha oficiales, que en Montmeló han podido ser más regulares que en anteriores grandes premios, y que ocuparán la séptima posición de la parrilla, Rossi, y la cuarta, Maverick Viñales. «Estoy contento, pues creo que hemos hecho un buen trabajo, tanto ayer en el FP2 como hoy en el FP4 me he sentido muy cómodo y rodando rápido», apuntó Viñales, mucho más optimista que en los últimos fines de semana.

Quartararo y Bastianini

En moto2 la pole fue para el francés Fabio Quartararo, la primera que consigue en la clase intermedia En moto3 el mejor fue Enea Bastianini, que tendrá a su lado a Jorge Martín.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Jorge Lorenzo está de dulce