«No he pensado mucho, todavía, en la Triple Corona»

Juan Pablo Montoya, piloto del equipo Penske y rival de Fernando Alonso, reconoce que el asturiano hizo un buen trabajo en Le Mans

Juan Pablo Montoya con su hijo
Juan Pablo Montoya con su hijo

Mientras Fernando Alonso prepara el Gran Premio de Austria (domingo, 15:10 horas), después de unos días de fuerte marejada en McLaren… Al otro lado de océano, alguien vigila los movimientos del piloto asturiano con vistas a la próxima temporada. Se trata de su máximo rival en la lucha por la Triple Corona: Juan Pablo Montoya (Bogotá, 1975). El piloto colombiano del equipo Penske -una de las grandes estrellas del IndyCar estadounidense- atiende, desde su residencia en Miami, a LA VOZ DE ASTURIAS. Montoya acaba de pasar unos días en Lonato (Italia), donde su hijo, Sebastián, ha competido en karting.

El enemigo de Alonso en la batalla por los tres diamantes del automovilismo tocó el cielo con Williams. Con la escudería británica quedó tercero en el Campeonato del Mundo durante dos temporadas consecutivas (2002 y 2003). Desde entonces, no ha dejado de pilotar. A sus 42 años, tan solo un puñado de pilotos puede presumir de competir en pruebas tan diferentes como NASCAR, Indycar, F3000... Y, sobre todo, de ganar. El palmarés es abrumador: siete victorias en grandes premios de la Fórmula 1, dos veces vencedor en las 500 Millas de Indianápolis (la carrera que necesita Alonso), tres veces campeón en las 24 Horas de Daytona,… El último gran reto del hiperactivo piloto colombiano ha sido las 24 Horas de Le Mans, donde ha quedado tercero en una categoría inferior a la de Fernando Alonso (LMP2).

-Aunque ha rodado en muchas pruebas de resistencia, era su primera vez en las 24 horas de Le Mans. ¿Qué nota se pone en su debut?

-La verdad es que ha sido una carrera muy buena. Cometí un error (sufrió un choque contra los muros protectores al principio de la prueba) pero, en general, creo que fue una actuación muy positiva.

-¿Qué le ha parecido la victoria de Fernando Alonso?

-Fernando ha estado muy bien. Aunque hay que tener en cuenta que no estaba corriendo contra nadie. Eran solo dos carros (coches) de Toyota los que competían entre sí, así que las posibilidades de ganar eran mucho más altas. De todos modos, reconozco que Fernando hizo un buen trabajo en Le Mans. ¡Hizo todo lo que tenía que hacer!

-Después de ese histórico triunfo, Alonso se convierte en su máximo rival en la batalla por la Triple Corona. Los aficionados asturianos al motor se preguntan quién va a logar la hazaña.

-Te soy sincero, no he pensado mucho, todavía, en la Triple Corona. Vamos a ir poco a poco, a ver qué pasa el año que viene.

-Pero no me diga que no tiene en mente repetir participación en Le Mans, para intentar la gesta.

-Estos meses sigo corriendo con Penske y Acura (filial de Honda) en el campeonato IMSA de Estados Unidos, y estoy centrado, ahora mismo, en esta competición. Si en el futuro aparece una nueva oportunidad de correr en Le Mans, la estudiaré.

-A usted le falta la corona de Las 24 Horas de Le Mans y a Fernando Alonso la de las 500 Millas de Indianápolis. ¿Cree que el asturiano puede ganar esta carrera el año que viene?

-Si finalmente la va a disputar, va a ser un reto complicado. Hace un año, Fernando tuvo una oportunidad muy buena para ganar en las 500 Millas de Indianápolis, porque corría con motor Honda y partía con una ventaja muy grande esa temporada. En 2018 no existe esa ventaja y ya veremos el próximo año.

-Como expiloto de Fórmula Uno, ¿qué le parece la actuación que están teniendo los dos pilotos españoles esta temporada?

-Fernando está teniendo una temporada muy complicada, otro año más. Y Carlos está demostrando mucho potencial para el futuro.

-Hay rumores de que Alonso podría cambiar la Fórmula Uno por la IndyCar el año que viene. Para los aficionados asturianos que desconocen la competición estadounidense, ¿cuáles son, en su opinión, las principales diferencias, respecto a la F1?

-La diferencia principal entre IndyCar y F1 es que en la Indy todos los equipos tienen posibilidades de ganar y eso hace el campeonato mucho más competitivo. Por otro lado, destaca la complejidad electrónica dentro de los monoplazas en la competición estadounidense.

Los sabios consejos de papá Montoya

Sebastián Montoya, de 12 años, compite en karting (categoría OK Junior) con la poderosa escudería Tony Kart. Su estilo al volante no ha pasado desapercibido para Ferrari, que le ha incluido ya en su programa de jóvenes pilotos. El sueño del pequeño Montoya es competir algún día en la Fórmula Uno, como su padre. ¡Y su papá está volcado con el proyecto! Juan Pablo le acompaña a las carreras, siempre que su apretada agenda se lo permite, para asesorarle desde el paddock. Son los sabios consejos de un campeón veterano. Los compañeros y rivales de Juan Pablo Montoya destacan la versatilidad y el insaciable hambre de victoria del piloto bogotano.

Su palmarés en cifras

  • 19 años como piloto profesional
  • Tercero en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 con Williams (2002 y 2003)
  • 7 victorias en Grandes Premios de la Fórmula 1
  • 2 victorias en las 500 Millas de Indianápolis
  • 3 veces campeón de las 24 Horas de Daytona

Valora este artículo

4 votos
Comentarios

«No he pensado mucho, todavía, en la Triple Corona»