Angela Merkel entra al debate tras el caso Özil

La canciller reabre la controversia sobre el las acusaciones de racismo en Alemania del jugador en una entrevista asegurando que «hay que tomárselo en serio»


La canciller alemana, Angela Merkel, señaló hoy la necesidad de tomarse en serio el debate abierto entre la población después de las acusaciones de racismo del futbolista alemán Mesut Özil, de origen turco, cuando anunció su decisión de abandonar la selección alemana después del Mundial.

«Si alguien de origen migratorio como Özil dice que no se siente bien tratada en esta sociedad, deben ser tomadas en serio. Hay que hablar sobre ello», declaró en la tradicional entrevista de verano en la cadena pública de televisión alemana ARD sobre las voces que apuntan a una discriminación en el país entre los alemanes de familia germana y los alemanes con raíces migratorias.

«Recuerdo una discusión con inmigrantes de origen turco donde una chica con pañuelo en la cabeza que acababa de graduarse en el instituto dijo que nadie se creería caminando por la Friedrichstrasse (de Berlín) que había sacado la máxima nota», indicó.

Ante la pregunta de por qué no se había posicionado claramente cuando surgió el debate, Merkel se defendió recordando que en numerosas ocasiones le ha dicho a personas de origen migratorio que ella también es su canciller.

La polémica surgió en torno a una foto del futbolista con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en mayo, en Londres, en plena campaña electoral turca.

«Uno puede discutir sobre si la foto estaba bien o mal, pero no me gustó el tipo de discusión que siguió», indicó la líder conservadora en la entrevista de aproximadamente veinte minutos.

El revuelo causado por la foto acabó con la decisión del jugador de abandonar la selección. Su anuncio tras el final del Mundial llenó de críticas a la Federación Alemana de Fútbol (DFB) y abrió un acalorado debate en el país europeo.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Angela Merkel entra al debate tras el caso Özil