Doncic: El prodigio se hace sitio en la NBA

Luka Doncic anota 31 puntos y captura 8 rebotes, algo que con 19 años solo habían conseguido en la NBA LeBron James y Kevin Durant


Un par de semanas y siete partidos ha necesitado Luka Doncic para vencer el escepticismo de la exigente crítica norteamericana. El esloveno, formado en la fábrica del Real Madrid al abrigo de una cantera que cuida con mimo y éxito desde hace unos cuantos años Alberto Angulo, firmó ayer su mejor partido desde que llegó a la NBA: 31 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias. Palabras mayores, sobre todo para un jugador que puede desenvolverse en cualquier posición exterior y que apenas ha superado los 19 años (cumplirá 20 el próximo mes de febrero). El niño prodigio del baloncesto europeo ha alcanzado una marca (31 y 8) que a su edad en la NBA solo habían conseguido dos estrellas: LeBron James y Kevin Durant. Palabras mayores.

Las espectaculares cifras de Doncic no sirvieron para que su equipo, Dallas Mavericks, sumara su tercera victoria, pero al menos pusieron en apuros a los Spurs de Pau Gasol y mostraron de lo que es capaz el que fue declarado mejor jugador de la Euroliga pasada y que junto a Goran Dragic conformó un dúo letal con Eslovenia en la conquista del Eurobasquet del 2017.

«Mira como la joven promesa reacciona en los momentos clave», gritaba el comentarista de la televisión norteamericana, momento que Pablo Laso, el técnico que cuidó la legada al profesionalismo del mejor proyecto de jugador europeo de los últimos años, aprovechaba para tuitear un significativo: «See (ver), lo que se dice.... See (ver). No lo ha visto mucho. Buen partido @luka7doncic».

La NBA ya ha comenzado a saborear lo que Europa entendió desde que Luka Doncic debutó en la ACB con el primer equipo del Real Madrid, en abril del 2015.Elegido en tercera posición del draft del 2018 por Atlanta Hawks, fue traspasado a los Dallas Mavericks a cambio del número 5 -Trae Young- y una primera ronda. Los siete primeros partidos de Doncic ya han convencido al atribulado Mark Cuban, propietario de los Mavericks, que ha encontrado una nueva versión de Dirk Nowitzki, el alemán que con 40 años apura sus últimos momentos en la NBA y que ha sido su sustento desde su sorprendente irrupción en 1997. Dallas, fuera de los play off las dos últimas campañas, ha ganado dos partidos y ha perdido cinco, y Luka Doncic es el jugador clave para recuperar su lugar en la Conferencia Oeste. Ayer, pese a que no le tembló el pulso en los momentos delicados (anotó 4 de los 6 triples que intentó) y reafirmó que está preparado para ser un jugador importante en la mejor liga del mundo, no pudo impedir que Dallas encajara su cuarta derrota seguida. Disfrutó de su encuentro con Pau Gasol, al que amargó la semifinal del Europeo del 2017, y saludó efusivamente a Gregg Popovich, técnico de los Spurs y buen conocedor de las posibilidades del baloncesto europeo.

El esloveno, es el jugador con más minutos de su equipo (35,5 por partido), además de ser el máximo anotador (20,4), segundo reboteador (6,4) y tercer pasador (4). Nada que no se supiera en Europa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Doncic: El prodigio se hace sitio en la NBA