«A las niñas asturianas que desean ser pilotos de F1, les invito a soñar en grande»

DEPORTES

Tatiana Calderón posa junto al Alfa Romeo Sauber F1
Tatiana Calderón posa junto al Alfa Romeo Sauber F1 SAUBER

La colombiana Tatiana Calderón relata las «barreras» a las que se enfrentan las mujeres en los circuitos

10 nov 2018 . Actualizado a las 11:31 h.

Además de Lewis Hamilton (coronado pentacampeón del mundo de F1), el Gran Premio de México tuvo otro gran protagonista. «Otra», en «femenino singular». Menos mediática que el británico... Y con nombre de mujer. La piloto colombiana Tatiana Calderón, de tan solo 25 años, bajaba la visera de su casco -con gesto de máxima concentración- y se subía en el Sauber C37 para completar 100 kilómetros en el Autódromo Hermanos Rodríguez. De esta manera, se convertía en la décima mujer de la Historia de la Fórmula 1 -y primera latinoamericana- en conducir un monoplaza de esta competición. Ninguna mujer había logrado esta hazaña desde la temporada 2015-2016 (Carmen Jordá, actualmente sin asiento).

Tatiana, residente en Madrid desde hace ocho años, y que ya ha obtenido la nacionalidad española, relata las «barreras» a  las que se enfrentan las mujeres en un mundo dominado por hombres como es el Gran Circo. «¡Espero que muy pronto veamos chicas compitiendo en F1 y que yo pueda ser la próxima!», ambiciona la única piloto de la F1 actual.  Durante sus 23 vueltas al circuito mexicano, la bogotana lució una pequeña estrella, en su casco, en homenaje a María de Villota. La piloto madrileña (fallecida en 2013, con 33 años) sigue muy presente en el corazón de Tatiana, por su ejemplar lucha por la igualdad de la mujer en el mundo del motor. 

-¿Qué se siente al ser la décima mujer en la Historia de la Fórmula Uno -y primera latinoamericana- en conducir un monoplaza de esta competición?