Isco mantiene el pulso: «¿Estoy gordo?»

El futbolista se fotografía sin camiseta en sus redes sociales y pregunta a sus seguidores por su estado físico


Si Solari no parecía dispuesto a profundizar en la herida, el malagueño Isco Alarcón parece no querer esconderse ante las críticas e insinuaciones que hablan de su baja forma física. El centrocampista del Real Madrid, que disputó trece minutos en el partido ante el Real Madrid, ha publicado en su cuenta de Instagram una encuesta en la que se dirige a sus seguidores. Para ella, se ha fotografiado sin camiseta, tratando de exhibir forma física, con la pregunta: ¿Estoy gordo?. La mayoría de los que han votado, han optado por el «no». 

Isco no tiene intención de eludir el debate. Fue recibido entre aplausos cuando entró en el terreno de juego en el minuto 80 con 1-0 en el marcador, tras relevar a Dani Ceballos. En los 13 minutos que estuvo sobre el campo, Isco participó en el contragolpe que originó el 2-0 del Real Madrid.

Por aquello de que toda moneda tiene reverso y anverso, cruz y cara, a la complicada situación de jugadores como Isco o Marco Asensio desde la llegada de Santiago Hernán Solari al banquillo del Real Madrid, le ha sucedido también la aparición de otros futbolistas en forma de buena noticia. El caso más llamativo es el de Marcos Llorente.

El centrocampista defensivo rumiaba las consecuencias de la que parecía una decisión errónea con su insistencia para continuar en la plantilla blanca en verano, después de varios meses de competición con el partido copero en Melilla y unos minutos en el duelo liguero frente al Espanyol en el Bernabéu como único bagaje. Ni siquiera las convocatorias estaban premiando el trabajo del madrileño, ausente incluso tras la lesión de Casemiro. El brasileño no pudo estar en la catastrófica visita a Ipurua, en la que el Madrid naufragó estrepitosamente en el centro del campo, con un Toni Kroos fuera de sitio y obligado a una labor de contención para la que no parece el hombre más indicado. El contundente 3-0 en tierras guipuzcoanas llevó a Solari a dar la alternativa al futbolista más parecido al brasileño de la plantilla en el partido de Champions en el Olímpico de la capital italiana. El pivote, que apenas había disputado 20 minutos en la máxima competición continental desde su llegada al Madrid en verano de 2017, firmó una más que acertada actuación que le abrió las puertas de una nueva titularidad ante el Valencia en el duelo liguero del sábado, en el que demostró una vez más que puede darle a su equipo la solidez y el equilibrio que tanto necesita.

No es el único que sale bien parado de los últimos dos partidos. Lucas Vázquez, siempre importante en el Madrid de Zidane pero relegado a un papel menor durante la etapa Lopetegui -apenas disputó dos partidos desde el once inicial con el vasco en el banquillo-, también fue titular ante la Roma y el Valencia con un saldo inmejorable de dos goles. A orillas del Tíber cerró el marcador de un duelo en el que los de Solari pasaron serios apuros durante la primera parte y ante el Valencia también materializó el definitivo 2-0 y encarriló una victoria para comenzar a escalar posiciones.

Esta situación es también extensible al sevillano Dani Ceballos. El talentoso futbolista contaba con el aval de Lopetegui desde su llegada al banquillo blanco, pero esta apuesta se fue deshinchando paulatinamente y el jugador no dispuso de minuto alguno ni ante el Viktoria Pilsen en el Bernabéu -se quedó incluso fuera de la convocatoria- ni en el clásico del Camp Nou, los dos últimos partidos del finalmente destituido técnico. La llegada de Solari le volvió a abrir la puerta del once, del que ha formado parte en los duelos ligueros ante Celta, Eibar y Valencia, en la visita en Champions a Pilsen y en el partido copero en Melilla -cinco de los siete partidos del entrenador argentino-

Comentarios

Isco mantiene el pulso: «¿Estoy gordo?»