Denis quiere ser feliz en Londres

El Barcelona negocia el traspaso o la cesión con opción de compra obligatoria del gallego al Arsenal tras quedarse sin minutos y expresar su deseo de salir


Barcelona y Arsenal tienen en sus manos el futuro del gallego Denis Suárez. La opción del cuadro londinense seduce al futbolista, dispuesto a emprender un cambio de aires tras ver su concurso con Valverde reducido a la mínima expresión. Los gunners han destapado ya sus cartas y la negociación se destripa ahora en los despachos. El Barcelona pretende hacer caja por el jugador, al que le queda poco más de un año de contrato y formalizar un traspaso o una cesión con opción de compra obligatoria. Lo reducido del vínculo contractual juega en su contra para que la tajada sea elevada. El club es consciente de que en junio del 2020 el futbolista se marcharía sin dejar un solo euro y pretende evitar otro caso Munir, que quedará libre el próximo verano tras no atender la oferta de renovación y ha sido apartado del equipo.

Si no prospera el acuerdo con el Arsenal, el de Salceda no baraja otro destino, pese al interés mostrado por clubes como el Valencia o el Milan, y permanecería en Barcelona al menos hasta el final de la presente temporada.

La llamada de Unai Emery

Las conversaciones persisten con el futbolista a la expectativa. Su decisión está tomada y depende solo del acuerdo entre clubes. El propio técnico del Arsenal, Unai Emery, ha hecho llegar expresamente al gallego su deseo de incorporarle de inmediato. Denis y el preparador vasco ya coincidieron en la temporada 2014-15 en el Sevilla. Suárez disputó entonces minutos en 31 partidos de liga -16 de ellos como titular- en los que anotó dos goles y sirvió cuatro asistencias. A la conclusión de la temporada, en la que el cuadro hispalense levantaría en Varsovia la Europa League, el propio Emery trató de convencerle para extender su cesión, pero el futbolista prefirió cambiar de aires y probar suerte en Villarreal. Con el cuadro de Castellón llegó a recibir la llamada de Vicente del Bosque, que lo hizo debutar con la selección en el partido de preparación para la Eurocopa de Francia ante Bosnia. Ese mismo verano Denis regresaba definitivamente a Barcelona, en donde no ha logrado tener continuidad.

«Lo que quiero es jugar»

Tras lesionarse en la gira americana, Denis se evaporó de los planes de Valverde. Apenas ha disputado 17 minutos en liga, repartidos en dos partidos. Ocho ante el Espanyol (con 0-4 en el luminoso) y nueve ante el Levante, en el que relevó a Dembelé con idéntico marcador provisional. Diez minutos en Eindhoven, también con la clasificación decidida, y los partidos de Copa ante la Cultural Leonesa completan su ínfimo bagaje esta temporada. En el duelo copero marcó dos goles. «El técnico dijo que este partido era un examen para los que no jugamos habitualmente, veremos el sábado si lo he aprobado», espetó. Valverde le dio luego los minutos de la basura. «No estoy feliz, lo que quiero es jugar. Si no juego, ya veremos...» Denis abría la puerta que en verano, tras la salida de Iniesta, decidió arrimar pese a las ofertas del Nápoles y el Milan. Heredó el 6 de Xavi y quería triunfar en Barcelona. Ahora está dispuesto a irse en busca de la felicidad perdida.

La Premier, mezcla de sabores para los gallegos

La liga inglesa es una de las que mayor atractivo presenta para los que deciden probar suerte en el extranjero. El último gallego en llegar es Jonny Otto, cedido por el Atlético de Madrid al Wolves, y que está siendo un fijo en el esquema de Nuno. Sin embargo, la adaptación no siempre es sencilla. Iago Aspas, en el Liverpool, o Lucas Pérez, en el propio Arsenal que ahora puja por Denis, son dos ejemplos.

El moañés no acabó de cuajar en Anfield. Con los reds, que habían pagado más de 9 millones de euros por su pase, disputó apenas 374 minutos en la Premier. Su único gol lo anotó en los 90 que disputó en la FA Cup. Tampoco le fue bien al coruñés en su primera experiencia inglesa. Su falta de minutos en el Arsenal le hizo regresar al Deportivo. Lucas prueba ahora una segunda oportunidad londinense en el West Ham, que pagó el pasado verano más de 4 millones de euros por él. Lleva disputados 369 minutos en la Premier -con un doblete ante el Cardiff- y otros 203 en la EFL Cup, en los que anotó dos goles frente al Tottenham y el modesto Macclesfield.

Otro coruñés, Angeliño, llegó a debutar con el Manchester City en un partido de la FA Cup ante el Aston Villa con 19 años. El lateral de Coristanco, ahora en el PSV, apenas tuvo minutos en dos partidos más. Algo más de continuidad tuvo Joselu Mato en el Stoke City, que pagó ocho millones por él en la temporada 2015/16. Disputó 22 partidos ligueros y marcó cuatro goles antes de salir cedido al Deportivo. El pasado verano era traspasado al Newcastle. Lleva jugados catorce partidos de Premier -solo cinco como titular- y dos goles anotados. 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Denis quiere ser feliz en Londres