Un clásico sin favoritos

Fernando Rey Tapias

DEPORTES

PASCAL GUYOT

Nadal y Djokovic disputan mañana su enfrentamiento 53.º en la final del Abierto de Australia

26 ene 2019 . Actualizado a las 13:25 h.

«Rafa, tenemos un problema». Fue la famosa frase que Toni Nadal le dijo a su sobrino cuando vio jugar por primera vez a Novak Djokovic. Es muy posible, que por aquel entonces los mentores del serbio le dijeran algo similar al ver jugar a Rafa. Hoy, pasadas 13 intensas temporadas, ambos forman parte de la historia del tenis como los integrantes de la mayor rivalidad en la era moderna del deporte de la raqueta.

Nada más y nada menos que en 52 ocasiones se han enfrentado en competiciones oficiales, con un margen muy apretado de 27 a 25, en favor del serbio. Han jugado finales de grand slam, de Masters 1000, en los Juegos Olímpicos... Han disputado y alcanzado el número 1 de la clasificación mundial (Djokovic, durante 237 semanas; y Nada,l 196), y ambos poseen un palmarés de ensueño. Rafa, mejor en tierra, Novak superior en pista dura. Más equilibrados, aunque algo superior el serbio en la hierba.

Los dos han conseguido la Copa Davis, (Rafa en 4 ocasiones y Novak en 1) y aunque el español ha conseguido ser oro olímpico y Nole no, el serbio tiene 5 Copas de Maestros en su palmarés, la asignatura pendiente de Rafa. Han protagonizado formidables partidos entre los que la final de Australia del 2012 y la semifinal de Roland Garros del 2013 están considerados entre los mejores de la historia del tenis.