Cumple el Madrid, cae el Baskonia

Los de Pablo Laso arrasan al Estudiantes y el Joventut da la sorpresa de los cuartos de final tras eliminar a los vitorianos


La Copa del Rey de baloncesto es imprevisible, cosas de jugarse la vida a partido único. Tan pronto se cumple el guión establecido, como salta la sorpresa. Las dos cosas pasaron ayer.

El Real Madrid fue el encargado de cumplir con lo que todos los pronósticos apuntaban. Dejó en evidencia al Movistar Estudiantes que se llevó el mayor correctivo de la competición hasta ahora (94-63). Venían avisados los de Pablo Laso y dejaron claro durante todo el partido que no iban a permitir otra desagradable sorpresa tras caer contra el Estu en Liga hace poco más de un mes. De más de treinta puntos cayeron los colegiales que acudían a la Copa como invitados por su condición de anfitrión. Y se notó. El conjunto estudiantil, decimotercer clasificado de la Liga Endesa, no fue rival para el finalista del año pasado y solo pudo ofrecer un cuarto de resistencia. Eso fue lo que duró el partido. El parcial en el segundo (21-7) rompió el partido y el Estudiantes no pudo volver a meterse en el encuentro. Al Madrid le bastó con apoyarse en la solidez y superioridad de sus jugadores interiores y en el acierto anotador de Gabriel Deck que se fue hasta los 16 puntos, mientras Tavares, Randolph y Ayón se ponían las botas debajo de los aros. La magia la puso Facundo Campazzo que desde la dirección se permitió algún lujo para levantar a la grada.

El Real Madrid ganó casi sin sudar y se encontrará en semifinales con el Joventut. El Joventut de Nico Laprovittola. El argentino es la sensación de lo que llevamos de torneo. Y no es opinable. Él solo se ocupó de mandar de vuelta a Vitoria al Baskonia (89-98) con sus 36 puntos y 50 de valoración. Pulverizó el genial base argentino el récord de valoración del torneo que estableció Tanoka Beard en el año 2000 vistiendo la camiseta del Pamesa. A sus 36 puntos, sumó siete asistencias, cuatro rebotes, cuatro recuperaciones y otras tantas pérdidas un duelo que le tuvo como jerarca absoluto y que cobra mayor valor teniendo en cuenta que enfrente tenía la mejor defensa de la primera vuelta en la Liga Endesa, la de un Kirolbet Baskonia que sólo en el segundo y tercer cuarto se vio con posibilidades de lograr el billete para semifinales. Decepción en el equipo vasco que llegaba a la Copa como uno de los favoritos y que se ha visto superado por los catalanes que no pudieron sellar su pase a la fase final hasta el último momento.

Y esto no para. Hoy vuelve la competición con las dos semifinales. El Tenerife se mide al Barcelona, actual líder de la Liga y vigente campeón. En el otro lado del cuadro, la Penya, ya con el cartel de revelación, y el rey de Copas, el Real Madrid. La posición liguera dice que habrá clásico. Pero no se fíen de la Copa.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Cumple el Madrid, cae el Baskonia