La Supercopa genera un nuevo lío

DEPORTES

PRENSA LALIGA

Rubiales propone una «final four» en el extranjero, Tebas lo considera una «ocurrencia» y la AFE reclama que se consulte a los futbolistas

20 feb 2019 . Actualizado a las 08:14 h.

El presidente de la federación, Luis Rubiales, lanzaba el órdago en un desayuno. Pretende modificar el formato de la Supercopa. «Se jugará fuera de España. Será una Final Four en la que participarán los finalistas de Copa y el primero y segundo de la Liga. Si hay coincidencia tiraremos de la clasificación histórica de la Copa del Rey», anticipó el dirigente, que pretende elevar la propuesta a la Asamblea del organismo para su aprobación el próximo mes de abril. Las semifinales enfrentarían al campeón de Liga con el subcampeón de Copa y al segundo clasificado del campeonato regular con el vencedor del torneo del k.o. En caso de coincidencia de equipos como campeones y subcampeones, se recurriría al histórico. Es decir, al semifinalista con mejor palmarés de la Copa. Los tres partidos se disputarían en un periodo de cuatro o cinco días, la semana antes de comenzar la competición regular. «El nuevo modelo abre el abanico a dos o tres clubes más y así se generarán nuevos ingresos», justificó el mandatario.

La propuesta ha chocado ya con el máximo exponente de La Liga, Javier Tebas, que la despachaba como «una nueva ocurrencia, que se toma sin saber los efectos que tiene y generando falsas expectativas». Tebas niega que se haya producido algún tipo de reunión con la Federación para abordar el cambio o que Rubiales se la haya pedido. «Eso no es cierto». El pulso entre ambos dirigentes se eleva un grado más con recados que prueban la mala sintonía. «Rubiales lo que tiene que hacer es centrarse en el fútbol no profesional, que es el que le corresponde y lo tiene abandonado», le espetó el presidente de la Liga. «Hay que pararle los pies a Tebas porque el marco actual lo convierte en ministro de Deportes», le había dedicado previamente Rubiales.

El presidente de la federación, que fue muy crítico con la intención de Tebas de llevar un partido de Liga al extranjero -el frustrado Girona-Barcelona en Miami- avala ahora su formato de Supercopa fuera de España. «No se corrompe el principio básico de la competición de que un equipo juegue como local». La idea no convece a la AFE que reclama voz en el conflicto. «Los jugadores tendremos que decidir si se lleva fuera de España», demandó David Aganzo, presidente del colectivo. «No es un tema de Rubiales o Tebas, es que hace falta un consenso para que este deporte vaya mejor», incidió.