Villar se lava las manos en el caso de los pagos fraudulentos a afines

La Voz

DEPORTES

Fernando Alvarado | efe

El juez le preguntó por los sobresueldos a su secretaria y a sus asesores y el expresidente quiso eludir su responsabilidad señalando a Pérez, Padrón y a Larrea

28 feb 2019 . Actualizado a las 17:09 h.

El expresidente de la Federación Española, Ángel María Villar, volvió a declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, esta vez por sobresueldos a afines, y el exdirigente vasco descargó toda la responsabilidad de estos contratos en la secretaría general, que en aquel momento ocupaba Jorge Pérez. También mencionó como responsable al departamento económico con Juan Padrón como vicepresidente primero y a Juan Luis Larrea como tesorero.

La declaración de Villar se prolongó durante una hora aproximadamente, en la que el exdirectivo se expresó en este sentido al ser cuestionado por pagos presuntamente irregulares hechos a empleados y personas vinculadas a la RFEF, según fuentes jurídicas consultadas por EFE.

Las preguntas se centraron en los pagos hechos a quien fue durante muchos años su secretaria, Dora de Pedro, así como a Adolfo Gil de la Serna (exvicepresidnete y extesorero de la RFEF) y a Julio Pérez Tomé (exasesor de Villar). Los tres fueron citados también por Pedraz para declarar como investigados el pasado martes, día en el que los dos últimos no acudieron alegando motivos de salud.