La revolución en el vestuario que espera a Zidane

Así está la situación, futbolista por futbolista, de la plantilla de un Real Madrid que afronta una profunda regeneración tras el sonoro fracaso de esta temporada

¿Por qué acepta Zidane regresar a la misma plaza de la que decidió marcharse hace apenas unos meses? Es la pregunta que muchos se harán. Al margen de lo que haya estirado Florentino la chequera, parece evidente que al francés se le habrá encomendado también la regeneración de un vestuario completamente quebrado en los últimos meses. Zidane será el encargado de comandar esa «limpia» que ya pocos dudan afrontará el cuadro blanco tras finalizar la temporada y de intentar cohesionar a un grupo dinamitado tras los últimos resultados. Pero, ¿cuál es la situación de cada uno de los integrantes de la plantilla?

Courtois

Fue una apuesta personal de Florentino Pérez este pasado verano. Su fichaje llegó a convertirse en un culebrón y ya hay quien discute la oportunidad de su llegada con el rendimiento que estaba ofreciendo Keylor Navas. Tiene contrato hasta el 2024. Parece muy difícil su salida del club.

Keylor Navas

El gran damnificado de la llegada de Courtois, prefirió quedarse en el Real Madrid a pesar de haberse especulado con su marcha tras la contratación del belga. Le queda una temporada más de contrato, hasta el 2020. Si el Madrid quiere obtener algo por él, debería venderlo este verano, salvo que con Zidane su situación dé un giro imprevisto de 360 grados.

Carvajal

Lleva casi 1.500 minutos disputados en lo que va de Liga. El defensa tiene contrato hasta el 2022 y a priori, no se cuenta con su salida del cuadro blanco. 

Sergio Ramos

El capitán ha quedado en una situación comprometida tras los últimos acontecimientos que han rodeado al club. Además de las tiranteces con compañeros, Ramos ha visto su credibilidad en entredicho tras lo ocurrido en el partido de vuelta de Liga de Campeones ante el Ajax: forzó la amonestación en la ida, contando que el equipo ya estaba clasificado, y dedicó el encuentro del Bernabéu a grabar un documental sobre su figura en un palco VIP. Tras el duelo, mantuvo un duro enfrentamiento con Florentino Pérez y una charla en el vestuario que no gustó a todos. Tiene contrato hasta el 2021 y su renovación no se ha cerrado. Es la segunda ficha más alta, ganaría anualmente según varias fuentes, unos 12 millones de euros netos. No es descartable que su nombre pueda incluirse en la regeneración que pretende afrontar el club.

Varane

Pese a que el rendimiento del central francés no ha estado a la altura, pocos dudan de la inversión en el actual campeón del Mundo con Francia. En abril cumplirá los 26 años y tiene contrato hasta el 2022. Salvo oferta tentadora, el Madrid no se plantea su salida.

Nacho

Uno de los futbolistas de segunda fila que han tenido una participación mayor a la que podría esperarse en un principio. De los pavones si atendemos a aquel reparto que había realizado el propio Florentino Pérez. En Liga, lleva más de mil minutos jugados -1.071, en concreto- y su contrato se extingue en el 2020. Es de los marcados, por situación contractual, para abandonar el club o negociar una ampliación

Vallejo

El zaragozano ha estado prácticamente inédito esta temporada. Apenas ha tenido minutos en tres partidos -uno de Liga, otro de Copa y uno de Liga de Campeones- con lo que podría explorar una posible cesión en el futuro. Es de las fichas más bajas del club y tiene contrato hasta el año 2021.

Marcelo

El segundo capitán, otro peso pesado en horas bajas, podría tener un pie fuera de la estructura blanca. La prensa italiana -en concreto, La Stampa- ha dado por hecho su pase por cuatro temporadas al Juventus. Cobraría unos 12 millones de euros, tres más de los que está ganando ya en el Madrid (9 millones netos, según algunas fuentes). En los últimos cuatro partidos con Solari no ha disputado minutos y su contrato termina en el 2022, con lo que el Madrid podría sacar tajada por su traspaso. 

Odriozola

Su temporada en el Madrid está siendo un auténtico carrusel. Ha alternado titularidades con partidos en los que se ha quedado fuera de la convocatoria. En Liga, apenas supera los 700 minutos. Tiene un contrato de larga duración, hasta el 2024 y Zidane decidirá si tiene sitio en el futuro plantel o le conviene una cesión

Reguilón

De los grandes beneficiados de la crisis blanca esta temporada. El madrileño ha acabado sentando a Marcelo y se ha convertido en uno de los protegidos de la parroquia blanca. Le queda una temporada más de contrato -acaba en el 2020- y está entre las fichas más bajas del club. Pendiente de la valoración del nuevo técnico, parece haberse ganado el derecho a la renovación.  

Toni Kroos

El alemán es uno de los señalados por su bajo rendimiento esta temporada. Tiene contrato hasta el 2022 y es de los futbolistas sobre los que tendrá que tomar una decisión el nuevo técnico: confiar en su recuperación para volver a ser una pieza importante en el Madrid del futuro o abrirle la puerta de salida del club

Modric

Un futbolista indiscutible en los últimos tiempos que también tiene pendiente de resolver su futuro. Al croata le queda una temporada más de contrato -hasta el 2020- y sería, según varias fuentes, el tercer futbolista mejor pagado. Su palabras en la comparecencia en la previa del partido de vuelta de Liga de Campeones ante el Ajax, fueron aplaudidas por buena parte del madridismo. La edad juega en su contra: cumplirá en septiembre 34 años.

Casemiro

Otro de los señalados por su bajón en la presente temporada. Fue de los cuestionados por Álvaro Benito -hasta entonces entrenador del Juvenil B- tras el partido de vuelta copero ante el Barcelona que supuso la eliminación del Madrid. Al igual que sucede con Kroos, es un futbolista sobre el que el nuevo técnico deberá decidir, aunque tiene serias opciones de mantenerse en el club. Tiene contrato en vigor por dos temporadas más, hasta el 2021. 

Fede Valverde

Su retorno tras la cesión no le ha supuesto el espaldarazo que podía esperar. La participación del uruguayo ha sido completamente testimonial -apenas 218 minutos en Liga- y lo más probable es que el club le busque una nueva salida, ya sea cedido o traspasado. Tiene contrato hasta el 2021 y es el jugador con la ficha más baja del club.     

Marcos Llorente

Uno de los valores de futuro, el madrileño ronda los 300 minutos en Liga. Al igual que el charrúa tiene contrato hasta el 2021. Será decisión del técnico mantenerlo en plantilla como un valor al alza o buscarle una cesión con la que pueda ganar protagonismo.

Marco Asensio

Modric nombró al mallorquín como uno de los futbolistas que deberían haber dado un paso adelante en su faceta anotadora tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Sin embargo, el mallorquín no acaba de despegar. Suma seis tantos -tres en Copa, dos en Liga de Campeones y uno solo en Liga- y ha tenido minutos en 33 partidos si sumamos todas las competiciones. Es de los futbolistas que cuenta con un contrato de larga duración tras su renovación hasta el 2023.  

Brahim Díaz

La gran apuesta de Florentino en el último mercado de invierno supuso un desembolso de 17 millones de euros fijos, otros 7 en variables y el 15% de una posible venta para el Mánchester City. El malagueño, que cumplirá 20 años en agosto, ha gozado de muy pocos minutos tras su fichaje: apenas ha tenido participación en dos encuentros de Copa y uno de Liga. Es probable que el club estudie una cesión si el nuevo técnico no cuenta con él para que pueda rodarse. Su contrato se extiende hasta el 2025. 

 Isco

De flamante icono a notable disidente. Al malagueño es al que peor le ha sentado la presente temporada, en la que ha mantenido un pulso con Solari hasta el último día. El club le abrió un expediente tras decidir no subir al autobús después de conocer su descarte en la vuelta ante el Ajax. El técnico puso en duda en público su estado de forma y las especulaciones sobre su posible salida del club se han multiplicado. Tiene contrato hasta el 2022 y gana, según varias fuentes, unos 6 millones de euros netos. Salvo que Zidane logre encauzar una situación que se antoja ya muy compleja, lo más previsible es que el Madrid pueda escuchar atentamente cualquier oferta para que se marche.

Ceballos

Uno más en la lista de pavones que integra el plantel. Esta campaña lleva ya disputados 20 partidos en Liga, tres en Liga de Campeones y seis en Copa. A sus 22 años, su progresión mejora a la de otros compañeros en circunstancias similares y lo lógico es que permanezca en la plantilla en el próximo proyecto. Concluye su contrato en el 2023

Mariano

Llegó para relevar a Cristiano Ronaldo y su fichaje ha sido un auténtico fiasco. Ha disputado apenas el 10% de los minutos y Solari acabó por descartarlo para todos los partidos clave -los dos clásicos o la vuelta ante el Ajax- con lo que su cotización se hunde. Acechado también por cuestiones físicas y disciplinarias, el club podría buscarle una pronta salida si no revierte su consideración. Su contrato expira en el 2023.

Benzema

Probablemente, el futbolista que más ha echado de menos a Cristiano Ronaldo. Pese a todo, ha mantenido su cadencia anotadora y es de los que pueden considerarse libres de la quema de la temporada. Lleva 13 dianas en Liga, más otras ocho repartidas a partes iguales entre Liga de Campeones y Copa. Le restan dos temporadas más de contrato, hasta el 2021. En principio, el club cuenta con él para la próxima temporada salvo oferta irrechazable.

Bale

El galés no solo no ha despegado tras la salida de Cristiano, ha llegado a ver comprometida su titularidad debido a las lesiones y a un rendimiento cuanto menos cuestionable. El Bernabéu le ha silbado y su representante ha elevado el incendio. Su relación con el resto del vestuario no atraviesa su mejor momento. Ya mostró su descontento al finalizar la pasada temporada y su salida del Madrid, rumbo a la Premier, parece estar próxima. Es el futbolista mejor pagado de la plantilla, con una ficha que varios medios sitúan en unos 15 millones de euros netos, y tiene contrato hasta el 2022. A día de hoy, parece difícil que lo cumpla. 

Lucas Vázquez

El gallego se ha revalorizado como un soldado de la causa blanca. Fue uno de los futbolistas en los que se apoyó Solari, fruto de su trabajo, en los momentos más complejos. Ha gozado de minutos en 35 partidos -si sumamos todas las competiciones- y lleva anotados cinco golesSe ha ganado con creces la continuidad. Tiene contrato hasta el 2021 y es una de las fichas modestas del plantel

Vinicius Jr.

La gran esperanza del madridismo ha relanzado su cotización con Solari tras comenzar la temporada en el filial. Parece un valor fijo en el Madrid del futuro pese a su juventud -cumplirá 19 años en julio- y la necesidad de mejorar en sus últimas decisiones para ser un jugador más determinante de cara al gol. Su contrato se extiende hasta el 2025 y se da por segura su continuidad en la primera plantilla.   

James, Odegaard y Kovacic

Los tres están en una situación contractual semejante: han salido cedidos del club y tienen contrato todavía por dos temporadas más. El futuro de James -actualmente en el Bayern- es uno de los dilemas que se le presenta al nuevo técnico. Su cesión, por dos temporadas, concluye en junio y el cuadro alemán no parece dispuesto a pagar los 42 millones de euros que se fijaron como opción de compra. Se antoja muy difícil que el colombiano pueda encajar en el Madrid del futuro.

Tampoco continuará, casi con seguridad, Mateo Kovacic, cedido al Chelsea. Su salida de Madrid este pasado verano fue controvertida y, salvo cambio de guión, en el club estarían negociando ya su posible traspaso. No es descartable que siga en la Premier, ya sea en el mismo Chelsea o en alguno de los equipos -como el Tottenham- que se ha interesado por él. 

Sobre Odegaard han llegado ofertas y el Madrid está dispuesto a escucharlas. Cedido al Vitesse hasta el final de la presente temporada, el Ajax habría puesto ya sus ojos en el noruego. No parece probable que forme parte del proyecto blanco para la próxima temporada, aunque su juventud -tiene apenas 20 años- podría provocar una nueva cesión si la oferta para su traspaso no convence.

Achraf, Theo, Raúl de Tomás, Mayoral, Lucas Silva y Lunin

La nómina de cesiones en el cuadro blanco es amplia. Achraf, a préstamo en el Borussia de Dortmund, por dos temporadas, ha tenido un gran rendimiento en la primera. Zidane fue precisamente el que lo hizo debutar con solo 18 años y -a pesar de ser lateral diestro- la previsible marcha de Marcelo podría acelerar su retorno. El Madrid tendría, en ese caso, que indemnizar al cuadro alemán por romper el acuerdo de cesión que contempla una temporada más. 

Otro de los aspirantes a la plaza que puede dejar Marcelo es Theo. Su retorno es más sencillo, ya que la cesión a la Real Sociedad concluye en la presente temporada y el cuadro vasco no tiene opción de compra. En su contra juega que no ha logrado deslumbrar tampoco en Zubieta.

Raúl De Tomás, a préstamo en el Rayo Vallecano, ha mostrado ya su intención de volver a la disciplina blanca. Zidane lo conoce del Castilla y su rendimiento en Vallecas está siendo positivo esta temporada. Otra cuestión es que encaje en el futuro proyecto del técnico francés.

Más compleja parece la vuelta, para quedarse, de Borja Mayoral, cedido en el Levante. Su campaña está siendo discreta. Lo más probable es que pudiera hacer la pretemporada con el cuadro blanco y buscar luego una nueva salida. Un caso similar al de Lunin, aunque el meta todavía ha salido peor parado en la disputa de minutos -apenas 364- con el Leganés. El Madrid cedió al meta para que se rodase pero no lo ha logrado y enfrente tendrá a Luca Zidane. 

Con Lucas Silva, la decisión está ya tomada. Pese a tener contrato hasta el 2020, el cuadro blanco no cuenta con él. Regresó al Cruzeiro, pero tampoco allí ha conseguido despegar. El Madrid invirtió en él 14 millones de euros en el 2015 y se da por descontado que abandonará el club. 

Comentarios

La revolución en el vestuario que espera a Zidane