Rafa Nadal, más incógnitas que nunca

Comenzó la temporada de tierra batida con el dominio de un Nadal cuyo físico sigue generando dudas


Rafa Nadal ya está en los cuartos de final del Másters 1.000 de Montecarlo tras superar al búlgaro Grigor Dimitrov (6-4, 6-1), teniendo ahora que enfrentarse al argentino Guido Pella, número 35 del ránking mundial.

¿Aguantará sin lesionarse Rafa Nadal la gira de tierra en donde ha sido el implacable dominador durante la última década? ¿Veremos la versión de un Djokovic intratable como en Australia, o la de un jugador inseguro y vulnerable como en Indian Wells y Miami? La prevista participación de Federer en Madrid y Paris, ¿será para disputar los títulos, o simplemente el objetivo sea rodarse competitivamente para Wimbledon? Jugadores como Thiem y Zverev, eliminados antes de tiempo en Montecarlo, ¿serán capaces de subir el último escalón y mejorar sus buenos resultados de la pasada temporada? La nueva generación emergente, Tsitsipas, Coric, Khachanov, Medvedev, Shapovalov, Tiafoe, Munar, Fritz, De Miñaur, Garin, Aliassime…, ¿lograrán relevar a los grandes favoritos?

Estas son algunas de las muchas incógnitas que los aficionados se plantean cuando Montecarlo ha iniciado su andadura con Rafa Nadal como gran favorito una vez más. Es evidente que si Rafa está sano, las posibilidades de mejorar sus récords estratosféricos en el principado monegasco, en Barcelona y en Paris, no admiten controversia. También lo es que, si está en sus mejores condiciones, Novak Djokovic será su rival más difícil. Y que la presencia a priori, de Roger Federer en Madrid y Paris, realza el interés de estos torneos, y provoca la curiosidad del público, de lo que puede hacer el fenómeno suizo sobre una superficie que no pisa desde hace tiempo.

Con Wawrinka, Tsonga y Berdych lejos de su mejor forma y perdidos en puestos retrasados del ránking, con Nishikori y Cilic que ya han sido eliminados a las primeras de cambio en el precioso Country Club de Montecarlo, con Del Potro en proceso de recuperación, Isner lesionado, y Kyrgios siempre insatisfecho y enemigo acérrimo de la tierra, pocas son las alternativas más allá de los jugadores ya mencionados que pueden aspirar a alcanzar las finales de los 5 grandes torneos. Anderson, Fognini, Goffin, Edmund, Swchartzman, Dimitrov, Carreño y Cecchinato son jugadores que pueden realizar un buen torneo, pero no parece probable que ninguno de ellos vaya a levantar el trofeo de vencedor.

En cuanto a las pruebas femeninas, mucho más difícil pronosticar, con los cambios continuos que vienen produciéndose en el ránking femenino en los últimos tiempos. Carla Suárez siempre es candidata a buenos resultados si le respetan las lesiones, mientras que Garbiñe Muguruza conserva su potencial de aspirar a las metas más altas, pero para volver a conseguirlas, debe superar la irregularidad que le caracteriza en los últimos tiempos.

En definitiva, un año más Nadal es el principal favorito, exceptuando Madrid por la altura; que Djokovic será su principal rival; y que tanto Zverev y Thiem, aunque derrotados en Montecarlo, encabezando a una pléyade de jóvenes jugadores, están en condiciones de poder aspirar a provocar un relevo en la élite del tenis mundial.

Nadal empuña su victoria 70 en Montecarlo

la voz

El tenista volvió a ejercer su tiranía para someter en la tercera ronda al búlgaro Dimitrov por 6-4 y 6-1

Emperador de Montecarlo, merced a sus once conquistas, Rafa Nadal volvió a ejercer su tiranía este jueves para someter en la tercera ronda, por 6-4 y 6-1, al búlgaro Grigor Dimitrov. Brindó, de este modo, Nadal por su victoria 70 en un torneo hecho a su medida, por la ubicación y la superficie. Sobre polvo de ladrillo y a nivel del mar, su juego se vuelve indescifrable.

Su saque gana mordiente y su derecha más variantes al concederle la pista más tiempo para tejer su estrategia. Ante Dimitrov la premisa fue atacar su revés a una mano, castigarle con las alturas y aguardar una bola oportuna para cerrar el punto con su 'drive'. Así enfiló Nadal su enésima victoria en Montecarlo, algo más trabajosa de lo que se intuía en la apertura del envite, cuando el mallorquín se colocó con un favorable 4-1, camino de su duodécimo éxito en trece embates ante el búlgaro. Perdió tino, sin embargo, los siguientes tres juegos después de su intachable puesta de largo ante Roberto Bautista (6-1 y 6-1).

Seguir leyendo

Comentarios

Rafa Nadal, más incógnitas que nunca