La última rareza de Bielsa: ordena a sus jugadores que se dejen marcar

El Leeds es tercero en la segunda división inglesa y de haber ganado el partido se hubiese quedado a tres puntos de los puestos de ascenso directo


Marcelo Bielsa no posee una vitrina repleta de trofeos obtenidos gracias al fútbol pero sus actos, en algunos momentos, ayudan a recordar el sentido del deporte. Pep Guardiola dijo sobre él que «hace a los jugadores mucho mejores» y muestra de ello fue la decisión que tomó como técnico del Leeds durante el último partido de liga en la segunda división inglesa.

Corría el minuto 71 de partido, el Leeds arrancaba el juego por medio de Kiko Casilla. En ese momento, el delantero del Aston Villa, Jonathan Kodjia, quedó tendido en el terreno de juego lesionado. Sus compañeros pidieron que se parase el juego pero los futbolistas del Leeds siguieron adelante hasta el punto de que la jugada concluyó con el tanto de Mateusz Klich para poner el 1-0 en el marcador.

En ese momento comenzó una pequeña tangana entre jugadores de ambos conjuntos que acabó con la expulsión del futbolista del Aston Villa, Anwar El Ghazi. Fue entonces cuando Marcelo Bielsa tomó una decisión que marcaría la filosofía que él pretende plasmar en este deporte. El argentino ordenó a sus jugadores que se dejaran empatar. Albert Adomah corrió por el campo sin obstáculo, a excepción del central del Leeds Pontus Jansson, que ignoró las órdenes de Bielsa y trato de impedir la jugada.

Finalmente el Aston Villa anotó y el partido finalizó 1-1. El Leeds es tercero en la segunda división inglesa y de haber ganado el partido se hubiese quedado a tres puntos de los puestos de ascenso directo.

Comentarios

La última rareza de Bielsa: ordena a sus jugadores que se dejen marcar