Los Raptors lanzan a Canadá a la conquista de la NBA

DEPORTES

Por primera vez en la historia, un equipo no estadounidense, Toronto, podría ser campeón de la Liga si lograse derrotar a los todopoderosos Warriors

28 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El año 1995 arrancó en la NBA con dos elementos extraños. Los Vancouver Grizzlies y los Toronto Raptors, dos equipos canadienses, fueron aceptados en la competición y pasaban a formar parte de la nómina de franquicias que pugnaban por el título de campeón del mundo de baloncesto. Así de pretencioso ha sido siempre el deporte estadounidense.

Aquel 1995 se abrieron dos pequeños pasos fronterizos hacia el norte. Uno por el oeste, por el que se colaron los osos Grizzlies de Vancouver -el proyecto duró seis temporadas antes de mudarse a Memphis- y otro en el este, por donde entraron los Raptors de Toronto. Una franquicia que aprovechó el bombazo de Jurassic Park para elegir su nombre. Desde entonces, los Raptors han estado ahí, siendo un equipo simpático pero cuya huella más profunda en la Liga ha sido tener en el mismo vestuario a Vince Carter y Tracy McGrady. Dos leyendas que, por supuesto, les birlaron franquicias de mayor nombre en cuanto pudieron. Luego tuvieron a Chris Bosh que, por supuesto, también se lo llevó Miami en cuanto pudo para juntarlo con LeBron y Wade para hacerle campeón. Nunca habían llegado a la final de la NBA. Hasta ahora.

Kawhi Leonard, un jugador tan extraño como sobresaliente, ha llevado al equipo canadiense al momento más importante de su historia en el único año de contrato que firmó con el equipo. La franquicia ha puesto en sus gigantescas manos todo lo que tenía y parte de lo que tendrá. La esperanza es que se quede otro año más. El equipo y la ciudad se están volcando en el cortejo, pero es difícil dar con la tecla que seduzca a un tipo como él.