Hazard gobierna con puño de hierro en Bakú

El belga descose a golpe de talento al Arsenal para alzar su sexto y más que previsible último título con el Chelsea antes de poner rumbo al Bernabéu


Colpisa

En el Santiago Bernabéu ya se relamen con la más que anunciada llegada de Eden Hazard, que como previsible último servicio al Chelsea amarró la segunda Europa League de los 'blues' para dejar en seis su cifra de trofeos portando la zamarra del conjunto londinense si como todo apunta se enfunda más pronto que tarde la camiseta del Real Madrid para abanderar la pretendida resurrección de los blancos. Selló un doblete el belga para rubricar un partido sensacional en el que se echó a lomos a un equipo superado durante la primera media hora por el Arsenal pero que desató un auténtico vendaval en cuanto el '10' decidió dar un golpe encima de la mesa para reivindicarse como uno de los jugadores más determinantes del continente.

Descosió Hazard con su verticalidad un duelo que permanecía adormecido, aguardando la emergencia de un futbolista de talento descomunal capaz de liderar cualquier proyecto, por titánica que sea la exigencia. Rompió a golpe de calidad a la zaga del Arsenal, inabordable en cuanto trababa contacto con la pelota, tirando de un repertorio inagotable para catapultar al conjunto de Maurizio Sarri en una final de la que, con Giroud y Pedro como socios sobresalientes, gobernó a su antojo. Glorioso epílogo tras siete cursos como santo y seña de una entidad que tendrá muy difícil llenar el profundo socavón que se abrirá con su cantada salida al Real Madrid pero a la que el trofeo alzado en Bakú servirá al menos como consuelo, evitando de paso que el Arsenal entre en la próxima edición de la Champions, algo que entre adversarios londinenses siempre se celebra.

Primer título de Sarri

Estrenó su palmarés Sarri, otro que podría cambiar de aires si escucha los cantos de sirena que llegan de Italia tras un curso en el que se le ha cuestionado en Stamford Bridge, ante Unai Emery, que tras los tres títulos de la Europa League amasados con el Sevilla, aspiraba a completar su póker en la noche azerí repitiendo parte de la estrategia que le llevó a despedazar a los 'blues' en la vigésimo tercera jornada de la Premier. Como entonces, ordenó una presión alta el vasco para asfixiar a Jorginho, del que apenas hubo noticias en el primer tramo, encimado por Özil. Fueron los mejores minutos de los 'gunners'. Con su equipo metido en campo propio, Hazard deambulaba sin posibilidad de lucir su dinamismo mientras Xhaka ensayaba un zurriagazo que lamía el travesaño y Kolasinac probaba fortuna con un latigazo que desvió Azpilicueta, desesperado al ver cómo el Arsenal amenaza mientras los 'blues', a falta de claridad, quedaba encomendado a los ramalazos de calidad de Hazard. Pero tres chispazos del belga bastaron para recordarle al Arsenal el peligro que se cernía. En uno de ellos se la sacó Sokratis a Emerson, que exigiría en el segundo a Cech como luego haría Giroud en la mejor ocasión de los 'blues'. Soberbio el cancerbero, que sostuvo entonces a un Arsenal aliviado con la entrada en la caseta. Poco les duró el respiro ya que Hazard regresó tan suelto como antes del intermedio. De la pujanza del belga nacería la acción que desembocaría en el gol de Giroud, cuyo plástico remate de cabeza a pase de Emerson hizo inútil la estirada de Cech. Undécimo tanto del galo en la Europa League que no celebró por respeto a los colores que defendió durante seis campañas. Tiró el Chelsea de cuajo defensivo para resistir las acometidas del Arsenal mientras aguardaba la ocasión de sentenciar el choque. Una oportunidad que nació de nuevo en las botas de Hazard, que asistió a Pedro para que el canario volviese a exhibir su carácter letal en las finales. Alfa y omega de los 'blues', el belga, que puso la puntilla certificando el penalti cometido por Maitland-Niles sobre Giroud y luego se asociaría con Giroud para abortar el conato de remontada del Arsenal a partir del gol de Iwobi y evitar que Cech finalizase su carrera con el que habría sido su cuarto título con el Arsenal tras los quince que levantó con el Chelsea, reclamó su segundo cetro de la Europa League como más que probable despedida de una entidad que venera su inagotable talento. Como cualquier aficionado que se precie.

Chelsea: Kepa, Azpilicueta, David Luiz, Christensen, Emerson, Jorginho, Kanté, Kovacic (Barkley, min. 76), Pedro (Willian, min. 71), Hazard (Zappacosta, min. 89) y Giroud.

Arsenal: Cech, Sokratis, Koscielny, Monreal (Guendouzi, min. 65), Maitland-Niles, Torreira (Iwobi, min. 66), Xhaka, Kolasinac, Özil (Willock, min. 78), Aubameyang y Lacazette.

Goles: 1-0: min. 48, Giroud. 2-0: min. 60, Pedro. 3-0: min. 65, Hazard. 3-1: min. 69, Iwobi. 4-1: min. 71, Hazard.

Arbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Amonestó a Pedro y Christensen.

Incidencias: Final de la Liga Europa, disputada en el Olímpico de Bakú.

Comentarios

Hazard gobierna con puño de hierro en Bakú