Tamara Abalde: «Tras años fuera, la selección ya había dejado de rondar mi cabeza»

La viguesa, que participa desde mañana en el Eurobasket, ve esta cita como el premio a toda su trayectoria


Vigo

Tamara Abalde disfruta a sus 30 años el que ella misma califica como uno de los mejores momentos de su carrera. Tras seis años de ausencia, hace uno entró en la preselección de la Copa del Mundo de baloncesto, pero se quedó fuera. Este año, sin embargo, sí se ha colado en la lista definitiva de Lucas Mondelo para el Eurobasket y lo afronta con ganas de saborear cada minuto. No tiene miedo al momento de la retirada, pero mientras no llega está decidida a disfrutar al máximo.

-¿Cómo reaccionó cuando supo que era una de las doce elegidas?

-Fue una alegría inmensa. Después de tener la ocasión de volver a estar en la órbita de la selección el año pasado, que me pilló totalmente por sorpresa, y quedarme a las puertas del Mundial, es increíble poder ahora volver a disfrutar de una competición internacional. Es una segunda oportunidad después de muchos años, un premio no solo a la temporada pasada, sino también a las anteriores, a todos los años en que he estado fuera. Es ver recompensado el trabajo de una manera que ya no me esperaba.

-¿Temía que se repitiera la historia del año pasado y volver a ser uno de los descartes?

-No me daba miedo en absoluto. Me lo tomé como una oportunidad bonita igual que la anterior, cuando no pudo ser. Esta vez lo afronté quizá con más tranquilidad, más que el año anterior al volver a estar en la dinámica de la selección. Y creo que eso me ayudó a colarme.

-En este tiempo de ausencia, ¿pensaba que ya no volvería?

-Pasaban los años, no entraba y lo entendía, porque había un grupo que estaba funcionando bien y consiguiendo éxitos. Di por hecho que era muy complicado y me centré en lo que tocaba en cada momento, en el trabajo, en el día a día. Digamos que fue algo que dejó de estar presente y de rondar mi cabeza.

-Esta temporada sí lo habrá tenido más presente.

-Sí, después de estar en la preselección era una opción más real, pero tampoco creo que sea algo que deba inquietar demasiado a nadie. Durante la temporada es mejor centrarte en tu equipo y si luego llega esa llamada, vivirla con ilusión, alegría y muchas ganas.

-¿Cómo se está sintiendo en la dinámica de la selección?

-Muy a gusto, porque ya conozco hace años a las compañeras, que muchas son amigas, y en ese sentido ha sido fácil. Sí que es cierto que ya no estaba acostumbrada a estar concentrada tanto tiempo y la convocatoria del año pasado me ayudó a refrescarlo, porque al principio cuesta un poco.

-¿Con qué objetivo va España al Eurobasket?

-El principal, conseguir la clasificación para el Preolímpico, ese es el primer paso y, luego, ojalá que vengan más cosas. La forma de funcionar de este equipo, a la que me adhiero, es ir día a día, así que lo primero es pensar en el partido de mañana frente a Ucrania, porque ganarlo es importante y tenemos que empezar por ahí.

-¿Siente presión por los éxitos que se han conseguido en los últimos años?

-No sé si es la palabra, pero con este equipo siempre hay expectativas altas después de tantos éxitos, la gente está acostumbrada a eso y el equipo también. La clave ha sido reinventarse cada verano y saber que los éxitos pasados no te dan ventaja, casi al contrario, porque los rivales van con más ganas y con más ojo. Es importante despejar la mente de todo lo pasado, ya sea bueno o malo, y empezar de cero.

«No me da vértigo la retirada porque tengo plan B»

Tras varios años como culo inquieto, Abalde afrontará una segunda temporada en el Valencia, donde ha encontrado la estabilidad. Dice que es feliz en todos los sentidos y eso se refleja en la pista.

-¿Qué balance hace de su primer año en el Valencia?

-Muy positivo. Fue una temporada muy bonita en lo deportivo, en la que superamos con creces los objetivos a nivel personal igual o mejor, muy feliz, sin queja.

-¿Siente que atraviesa el mejor momento de su carrera?

-Sí, pero no solo este año, ya de unos cuantos para aquí. Estoy a gusto en la pista y también en mi vida personal, y supongo que eso influye y se refleja. Estoy contenta e intentando aprovecharlo.

-¿Se identifica cuando se dice que vive una segunda juventud?

-Más bien creo que es la madurez. Acabo de cumplir 30 hace poco y la experiencia de todos estos años te ayuda a disfrutar y vivir todo de otra forma.

-¿Le da vértigo el paso de los años en relación con su futuro como deportista?

-No. Disfruto de esta etapa y creo que cuando llegue el momento de empezar otra lo tendré claro. No sé cuándo será, pero estoy preparada para afrontar el momento. El baloncesto me ha dado muchas cosas positivas, pero también tengo ganas de empezar otra etapa de mi vida y hacer otras cosas. No le tengo miedo a cuando llegue, tengo plan B.

-¿Llegó a plantearse la retirada en algún momento cuando las cosas no iban bien?

-No hasta ese punto, pero sí que he pensando: «A ver cómo va esto y si no tengo ese plan B preparado». Siempre he tenido claro que cuando no me compensara, lo dejaría. Pero aunque los momentos malos son casi más que los buenos y luchas y sufres mucho para conseguirlos, siempre decidí seguir y aquí estoy. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Tamara Abalde: «Tras años fuera, la selección ya había dejado de rondar mi cabeza»