España se gana su décima medalla en el Eurobasket

La campeona repetirá final contra Francia tras sufrir en un partido durísimo ante Serbia, hundida ante el mentalidad y el oficio de la selección de Mondelo


España sufrió para garantizarse su décima medalla en el Eurobasket, la novena en las diez últimas ediciones del campeonato continental y la septima consecutiva en las grandes competiciones, que se han acostumbrado a tenerla en el podio desde hace 2013. La selección española se ganó de nuevo subir al podio al repetir final del Europeo contra Francia, a la que hace dos años arrolló en la República Checa para conquistar entonces su tercer título en el viejo continente. Tras imponerse a Serbia con tanto esfuerzo, experiencia y agonía, esta España de leyenda se ganó con creces el pasaporte a su quinta final del Eurobasket, relanzada por su talento, carácter y ambición y beneficiada en el durísimo duelo contra las balcánicas por la antideportiva señalada a Ana Dabovic a falta de tres minutos cuando la anfitriona ganaba por 64-66. Una de las estrellas serbias reaccionó de mala manera dando un manotazo a Astou Ndour y la antideportiva abrió el camino de la campeona a reeditar final, con cuatro tiros libres (aprovechados tres de ellos por la gran pívot de origen senegalés) y posesión para la campeona, que ya no permitiría soñar a las balcánicas, hundidas ante la mentalidad y el oficio de la selección de Lucas Mondelo.

De nuevo triunfó el juego colectivo y la clase, garra y contundencia de España, pero brilló también una vez más una jugadora que apunta a MVP del Eurobasket, Astou Ndour (17 puntos y cinco rebotes y víctima de una acción decisiva del partido tras ganarle el rechace ofensivo a Dabovic), empujada también la selección por el notable rendimiento de Laura Nicholls (10 puntos y 10 capturas), Anna Cruz (14 puntos, cinco rebotes y tres asistencias) y Marta Xargay (otra decena de puntos). Pero en un choque muy complicado en el que España aguantó la dureza defensiva de Serbia y no entró en ninguna trampa, hubo más destacadas, como la veterana Silvia Domínguez, que en semifinales tomó el relevo de Laia Palau para dirigir de forma sobresaliente a la defensora del título.

Fueron Silvia Domínguez, con su ritmo y sus penetraciones al final del primer cuarto, y Anna Cruz, que brilló en el segundo con nueve puntos que desatascaron a España cuando pasaba muy mal momento frente a la mayor agresividad de Serbia en ese período, las que permitieron, además de la defensa, que la campeona se fuese al descanso con siete de ventaja (37-30) tras haber tenido dos máximas diferencias de diez (21-11 y 27-17). De nuevo el safrificio defensivo, las ayudas, fueron las que provocaron que España dominase desde el pitido inicial, aparte de su gran acierto ofensivo en un primer período en el que el equipo de Lucas Mondelo salió a exhibir su intensidad y su compromiso colectivo, para dejar a las balcánicas en sólo 11 puntos en ese parcial en el que los puntos en la pintura elevaron a las defensoras del título. España, además, pudo correr y se divirtió al contraataque en ese primer cuarto de absoluta superioridad de las visitantes.

Después de que ocho puntos consecutivos de Silvia Domínguez diesen la primera gran diferencia a la selección española, tocó empezar a sufrir en un segundo cuarto en el que la campeona se apagó, demasiado precipitada, y estuvo casi tres minutos sin anotar una sola canasta. Sin embargo, frente a la incomóda defensa de las serbias, las campeonas se rehicieron gracias a Anna Cruz, que sacó a relucir su valentía y su mano y relanzó a España. Fue la escolta catalana la que llevó entonces casi todo el peso de ataque del equipo de Mondelo, que se fue a los vestuarios con sólo dos de siete en triples (ambos de Marta Xargay) y con el lunar también de los tiros libres, con un preocupante 43%. Afortunadamente, Serbia estuvo aún menos acertada en el lanzamiento lejano (0 de 3 triples en los primeros 20 minutos)), y en el rebote las españolas también superaron a las anfitrionas, aunque fuese por dos capturas (22 frente a 20 y 42-38 al final) en una primera mitad en la que la campeona fue de más a menos, hasta la segunda parte, en la que el encuentro entró en el fango que provocó Serbia.

Ficha técnica:

España, 71: Palau (-), Cruz (14), Xargay (10), Nicholls (10) y Ndour (17) -quinteto inicial-. Domínguez (10), Gil (3), Ouviña (3), Abalde (-), Casas (2) y Pina (2).

Serbia, 66: Jovanovic (2), Dabovic (9), Crvendakic (8), Petrovic (6) y Brooks (17) -quinteto inicial-. Cado (-), Butulija (12), Milic (-), Stanacev (-), Skoric (-) y Stankovic (12). Parciales: 21-11, 16-19, 21-20 y 13-16.

Árbitras: Forsberg (Dinamarca), Tsaroucha (Grecia) y Bonner (Estados Unidos). Eliminada por personales: Dabovic.

Incidencias: Segunda semifinal del Eurobasket de Letonia y Serbia 2019, disputado en el Belgrado Arena.

Valora este artículo

1 votos
Tags
Comentarios

España se gana su décima medalla en el Eurobasket