Juego revuelto en la NBA

L. Balado LA VOZ

DEPORTES

Gary A. Vasquez

La agencia libre ha dejado en la Liga un escenario irreconocible de cara a una temporada en la que, salvo milagro, Toronto no repetirá como campeón

01 ago 2019 . Actualizado a las 08:44 h.

Llega agosto por fin a nuestras vidas. El mes en el que, a falta de buen tiempo, comenzará a andar una nueva temporada de la NBA con el anuncio del calendario del curso 2019-2020. Una temporada que, a día de hoy y por primera vez en años, tendrá ?salvo milagro? un campeón distinto. Porque Toronto Raptors, equipo que defiende el título, es uno de los principales perjudicados por uno de los mayores bailes de estrellas que se recuerdan en la Liga.

Esta agencia libre ?el gran zoco en el que las franquicias tratan de convencer a las grandes estrellas que han finalizado sus contratos? llevaba años siendo esperada por el volumen de superestrellas a las que les llegaba el momento de cambiar de aires. Y no ha decepcionado.

Más de un centenar de jugadores han cambiado de equipo. Algo que sucede habitualmente, lo que no es normal es que dentro de ese pelotón de emigrantes haya un porcentaje tan elevado de jugadores de primer nivel. Cuatro de los diez hombres más votados para el MVP ?Paul George, Kevin Durant, Kawhi Leonard y Rusell Westbrook? han cambiado de equipo.

Si el curso pasado arrancó con Golden State y Houston como grandes favoritos del Oeste y Filadelfia, Boston y Toronto en el Este, solo los tejanos y los de Filadelfia parecen en condiciones de repetir cartel. Son las consecuencias de una locura total que se desató desde el mismo momento en el que el comisionado de la Liga levantó la verja.

La primera sorpresa fue mayúscula. No tanto porque ambos cambiasen de ciudad, que se esperaba, sino por un acuerdo labrado en secreto. Kyrie Irving y Kevin Durant anunciaron que dejaban Boston y San Francisco respectivamente para recalar en Nueva York. En Brooklyn concretamente. Los Nets le ganaron la partida a sus vecinos, unos New York Knicks que llevaban años fantaseando con ver a Durant de naranja. Y el efectó dominó comenzó.

D’Angelo Rusell, all-star el año pasado, se fue a los Warriors en un cambio de cromos. Kemba Walker, que explotó en los Hornets de Jordan por fin, se fue a Boston a cubrir la baja de Irving. Horford, pívot estrella de los Celtics, viendo la espantada, escogió la opción de Filadelfia que le pagará su sueldo después de quedar liberado de la nómina de Butler que ha firmado por Miami Heat.

Y en todo este baile, dos equipos salen claramente reforzados. Por un lado Los Angeles Clippers, que con Paul George y Kawhi Leonard han armado un dúo explosivo para disputar la corona del baloncesto angelino a los Lakers de LeBron y su fichaje estrella, Anthony Davis. Por otro lado están los Rockets, que le han birlado a Russell Westbrook a Oklahoma a cambio de Chris Paul y formará una pareja de miedo con James Harden con el anillo entre ceja y ceja.

Dos españoles menos a la espera de Calderón

El número de jugadores españoles en la NBA decrece tras los regresos anunciados de Álex Abrines y Nikola Mirotic al FC Barcelona. José Manuel Calderón ?que ya ha dicho que solo se plantea seguir en activo si es en Estados Unidos? espera a que le llegue alguna oferta de la NBA.