La Federación mantiene el órdago del calendario

La comisión delegada aprobó esta mañana que, a falta de acuerdo con la Liga, los partidos de las primeras jornadas solo se disputarán los sábados y los domingos


La comisión delegada de la Federación Española de Fútbol aprobó este miércoles las bases de competición de Primera y Segunda División que, entre otras cuestiones, establecen que «cada jornada de competición oficial deberá disputarse los sábados o domingos». Estas bases contemplan que los partidos siempre se disputarán en fin de semana «salvo que exista un acuerdo entre la RFEF y la Liga en el marco del Convenio de coordinación previsto en la legislación vigente».

Indican además que «cuando las necesidades de la competición así lo requieran, sea a petición justificada de los clubes, en su caso de la la Liga o a instancia de la propia RFEF, podrán disputarse de manera ocasional jornadas inter-semanales los miércoles o jueves».

Sobre los horarios, la bases determinan que «en los días señalados para la disputa de los partidos oficiales, los clubes podrán elegir libremente el horario de inicio de los partidos dentro de las franjas horarias habilitadas oficialmente para ello: los sábados entre las 12:00 y las 21:01 y los domingos entre las 11:00 y las 13:01 y entre las 17:00 y las 21:01 horas».

En todo caso, la comisión delegada acordó que estas franjas horarias quedan en suspenso hasta la resolución del recurso presentado por la RFEF en vía contencioso-administrativa.

En cuanto a la «Naturaleza y clasificación de la competición», se estipula que «el Campeonato Nacional de Liga de Primera División y el Campeonato Nacional de Liga de Segunda División, son competiciones oficiales de ámbito estatal y carácter profesional, que conforman el calendario oficial de competiciones de la Real Federación Española de Fútbol, y que de acuerdo con la previsión legal correspondiente son organizados por la Liga Nacional de Fútbol Profesional en coordinación con la Real Federación Española de Fútbol».

Comentarios

La Federación mantiene el órdago del calendario