El emotivo recuerdo de Moi Hurtado a Dani Jarque diez años después de su muerte: «El doctor Cervera te susurraba: No me hagas esto, Dani»

«Me tocó una parte muy dura que fue encontrarlo allí. Me tocó abrir aquella puerta», dice el que fuera su compañero e íntimo amigo, que habla por primera vez del día del fatal desenlace

;
El emotivo recuerdo de Moisés Hurtado a Jarque Su íntimo amigo y excompañero habla por primera vez, cuando se cumplen diez años del fallecimiento del futbolista, del día del fatal desenlace

La sala enmudeció. Por primera vez, diez años después, Moisés Hurtado recordaba a Jarque sobre un estrado. Lo hizo en el acto programado por el Espanyol para homenajear a Dani. El que fue su compañero, e íntimo amigo, rememoró cómo vivió aquel 8 de agosto del 2009. Jugaron juntos tres temporadas en el filial antes de subir al primer equipo. Moi provocó que las lágrimas saltaran entre varios de los asistentes. Otros, aguantaban la saliva.

Moisés fue el primer futbolista que entró en la habitación del hotel Coverciano, en las proximidades de Florencia, en el que se hospedaba el equipo. Moisés se había quedado con David García, mientras otros compañeros hacían turismo. Fue Coro, otro compañero, el que le advirtió con una llamada. Había recibido otra de Jéssica, la pareja de Jarque. Algo no iba bien. Dani se había desplomado en su habitación mientras hablaba con ella por teléfono. 

 «Iba rápido a la habitación, pero no quería llegar. No sabía qué estaba pasando, pero no estaba preparado para abrir y encontrarme lo que nunca me tuve que encontrar. Me tocó una parte muy dura que fue encontrarlo allí. Son imágenes que no voy a olvidar nunca. Me tocó abrir aquella puerta».

Moisés respiró y trajo al recuerdo a Miquel Cervera, médico entonces del Espanyol que intentó, a la desesperada, reanimar a Jarque. «Se me quedaron clavadas sus palabras el día que nos dejaste, cuando tratando de dar la vuelta a lo irremediable, te susurraba aquello de ‘no me hagas esto Dani’. Era más una petición que una orden, era casi un ruego. Tenía tanta razón el doctor. No nos podías hacer eso. No nos podías dejar grabada aquella imagen, recostado en la cama, para el resto de nuestras vidas. No era justo que te recordáramos de aquella manera con todos los momentos tan felices que habíamos pasado», dijo emocionado.

«Uno aprende a perdonar pero no se llega a aprender a olvidar»

«Son muchas las noches deseando, como cantaban los Pink Floyd a su compañero también ido, que ojalá estuvieras aquí. Nosotros no queríamos al eterno capitán, ni al central de ensueño que todos sabíamos que ibas a ser, simplemente queríamos seguir viéndote rabiar a la ‘pocha’ cuando perdías, oírte cantar por el barrio (muy mal por cierto), ir a pescar o simplemente, tomar algo tranquilos cuando acababan los partidos. Dicen que uno aprende a perdonar, pero creo que nunca se llega a aprender a olvidar», señaló.

Moisés Hurtado dirige al cuadro juvenil del Espanyol. Y quiso hacer hincapié también en la huella que Jarque ha dejado entre los más jóvenes: «Estoy convencido que habrás dejado algo de esa energía tan vital que tenías en la Ciudad Deportiva que tanto honor te hace. Así nos aseguraríamos de que los chicos tuvieran esos valores de los que sin hacer alarde, siempre ejemplificabas. Para los que tenemos el privilegio de trabajar en la Dani Jarque es una verdadera comodidad y motivación poder tenerte como referente para los chavales. Sinceramente nos alivias mucho el trabajo a la hora de encaminar a los chicos, pues nos basta con decirles: ese es el ejemplo».

Comentarios

El emotivo recuerdo de Moi Hurtado a Dani Jarque diez años después de su muerte: «El doctor Cervera te susurraba: No me hagas esto, Dani»