Nadal se impone a Medvedev y conquista Montreal

El español logra su quinto Masters 1.000 de Canadá, su título número 83 y por primera vez en su carrera defiende con éxito un torneo sobre cemento


Colpisa

Parece imposible pensar que a sus 33 años Rafael Nadal aún viva cosas por primera vez en el circuito mundial, pero 83 títulos después, el español ha saboreado por fin el defender un título sobre pista dura. Lo ha conseguido en el Masters 1.000 sobre cemento que mejor se le da, el de Canadá. Una plaza que después de la victoria de este domingo ante Daniil Medvedev (6-3 y 6-0) ha conquistado en cinco ocasiones, solo una vez menos que quien en más ocasiones ha ganado aquí, Ivan Lendl.

La capacidad de Nadal de seguir marcando hitos tras 18 años en el circuito quedó plasmada en el cemento norteamericano en otra sólida actuación, la tónica de toda la semana excepto en ese endiablado primer set ante Fabio Fognini.

El de Manacor contaba, además, con la bala de apenas tener desgaste, ya que su rival en semifinales, Gael Monfils, declinó la batalla antes de empezar por un problema en el tobillo. La cruz de esa moneda era Medveded, quien en las dos últimas semanas ha hecho final aquí y final en Washington, ambas saldadas con derrota.

El ruso es uno de los jugadores de la nueva hornada que mejor táctica de juego propone. Es un estratega que construye el juego desde el fondo y que posee un gran servicio, aunque la presencia de Nadal le provocase cometer cinco dobles faltas. Pero su técnica de desgaste no le iba a servir contra el español, bien adaptado al viento que ha azotado Montreal estos días.

Después de un primer juego titánico, de más de ocho minutos, con intercambios de más de 20 golpes y con Nadal salvando una bola de rotura, todo fue rodado para el balear.

No tardó en colocarse 3-1 arriba en cuanto el ruso bajó un poco el pistón. Nadal le infligió la cuarta rotura de la semana a Medvedev y en su impasible cara se comenzó a vislumbrar el reflejo de la derrota.

Sus académicos reveses y su eficiencia para no fallar carecían de argumentos para contrarrestar la engrasada derecha de Nadal y el juego de pies exquisito del balear, siempre en el lugar oportuno para castigar las subidas a la red de Medvedev.

Con ello, el extenso primer juego quedó prácticamente en una anécdota, puesto que el encuentro tomó velocidad crucero y Nadal devoró al ruso, que en apenas una semana se ha llevado a su casa dos premios de subcampeón, amargado aún más este último con el sonrojante 6-0 final.

Para Nadal, este trofeo supone su tercer entorchado del año después de Roland Garros y el Masters 1.000 de Roma y la antesala perfecta para seguir confiando en sumar el décimo noveno grande en unas semanas en las pistas de Nueva York. Además, aumenta su renta de más Masters 1.000 conseguidos, con 35, dos por encima de Novak Djokovic.

El siguiente reto de Nadal será volver a Cincinnati, donde la próxima semana se disputa el segundo Masters 1.000 de la temporada de cemento americana y la última prueba para el Abierto de los Estados Unidos. El año pasado, decidió saltarse el evento al vencer en Montreal y esta vez tampoco necesitará los puntos para retener el número dos del mundo, puesto que Roger Federer, ni levantando el título en Cincinnati, le podría arrebatar el escalón.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Nadal se impone a Medvedev y conquista Montreal