Iñaki Williams: «Mi madre saltó la valla de Melilla embarazada de mí»

El delantero del Athletic repasa la dura travesía que vivieron sus padres, que cruzaron el desierto desde Ghana en busca de una vida mejor


La suya es, ahora, una historia de rotundo éxito. Cabalga el nuevo San Mamés, como lo hizo en el viejo, con la tranquilidad que da tener los recibos pagados. «Cuando tenía 12 años, un día llegué a casa y no había para comer, y nis siquera funcionaba la luz, porque no llegábamos a fin de mes y nos la habían cortado». Así recordaba, recientemente, Iñaki Williams (Bilbao, 1994) su adolescencia en Pamplona en una entrevista en El País. «Desde pequeño he tenido que sufrir cosas» ha reiterado una y otra vez el delantero del Athletic. El pasado mes de agosto amplió su contato en Bilbao hasta el 2028. Su cláusula de rescisión asciende ahora a 135 millones de euros. En una entrevista en El Larguero, de la Ser, Williams ha repasado su difícil infancia. «Al final, cuando llegas al primer equipo siendo tan joven, de repente pasas de no tener nada, a que vas por la calle y todo el mundo de reconoce. Yo he tenido la suerte de tener a mi madre, sobre todo, que, hablando mal, me da una hostia y me espabila», reconoció entre risas.

Antes de rubricar esa renovación de su contrato, «La Pantera» -como le apodó en su día su compañero Iker Muniain- viajó aprovechando las vacaciones estivales, en compañía de su familia -su madre, su hermano y unos amigos-, a Dubái. El desierto le hizo recordar a su madre su larga travesía para llegar a Melilla desde Ghana. «Se puso a llorar porque le recordó lo que sufrió cuando era joven, que ni sentía los pies de lo que quemaba la arena. Eso te remueve el estómago porque al final sabes que tus padres han vivido eso que no deseas para nadie, que a día de hoy hay mucha gente que lo sigue haciendo para dar un futuro mejor a sus hijos y ese futuro me lo han dado mis padres a mí», recordó el ariete. Sus padres saltaron la valla de Melilla ya con Iñaki en su vientre. «Cuando saltó la valla estaba embarazada de mí y el destino quiso que yo naciese en Basurto», aclaró Williams. «Gracias a un abogado y a la gente de Cáritas que le ayudaron. No se lo deseo a nadie». 

En mayo del 2018, el futbolista compartía en su cuenta de instagram un vídeo de homenaje a sus padres -renombrados Félix y María- en el que reconstruía su periplo desde Akra (en Ghana) hasta Melilla, de Melilla a Málaga, de Málaga a Madrid y de Madrid a Bilbao.

«Mi madre ha sido al final la que ha pasado todo el tiempo con nosotros -con él y su hermano Nico-. Mi padre ha estado tanto tiempo fuera que, al final, ella ha tenido que hacer de padre y de madre. Cuando a uno le ha faltado de todo en la vida, valoras lo que tienes y vas a por más», añadió Iñaki.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Iñaki Williams: «Mi madre saltó la valla de Melilla embarazada de mí»