Villar, procesado por administración desleal en el caso Recre

El juzgado de Majadahonda ve indicios de delito y traslada a la acusación que solicite la apertura de un juicio oral contra el expresidente de la federación española de fútbol


El Juzgado de primera instancia y de instrucción número 5 de Majadahonda ha dictado un auto en el que se determina procesar a Ángel María Vilar, a Juan Padrón y a Pablo Comás por el denominado caso Recre, denunciado en su día por Miguel Galán. Por tanto, se seguirá investigando si pudiera haber un delito de administración desleal, dando traslado al Ministerio Fiscal y a las acusaciones particulares personadas, «a fin de que en el plazo común de diez días, formulen escrito de acusación, solicitando la apertura de juicio oral».

Según la denuncia, «a partir del año 2013, Ángel María Villar Llona , en su condición de Presidente de la RFEF, y Juan Padrón Morales, en su condición de Vicepresidente económico de la Federación, en convivencia con el entonces presidente del Recreativo de Huelva, Pablo Comás, llevaron a efecto un plan para relajar las consecuencias de la existencia de relevantes deudas del Recreativo de Huelva, y a fin de poder aplazar o suprimir la suspensión de servicios federativos o incluso la imposibilidad de inscribir al club en la correspondiente competición, todo ello a sabiendas de la dudosa viabilidad de las formas de pago que proponía el Recreativo».

«Así, el Recreativo de Huelva mantenía por diversos conceptos una deuda con la RFEF de 141.062, 97 euros a fecha 30 de junio del 2014. No obstante se tramitaron las licencias de los jugadores tras la propuesta de un plan de pagos mediante la emisión de pagarés de 11.062, 97 euros, 30.000 , 30000 y más 70.000 restantes por compensación de una deuda por la recaudación un partido de la Selección Nacional disputado en Huelva cuya real recaudación no queda aclarada. Dicha deuda fue abonada directamente por la RFEF mediante transferencia», agregaba la denuncia.

Ahora, el auto del juzgado número 5 de Majadahonda señala que «existen indicios de que a sabiendas de que la situación del club era de dudosísima viabilidad, el Sr. Villar negoció con el Sr. Comas diferir el cumplimiento de las obligaciones del Recreativo de Huelva mediante promesas de pago y emisión de pagarés que se sabía cabalmente no podrían ser atendidos, generando una situación en el que se tramitaban las fichas y se inscribía al club pese al incumplimiento de sus obligaciones». «No consta ni que D. Jorge Pérez Arias, José María Castillón ni D. Marcelino Maté, cuyas competencias no alcanzaban a la toma de decisiones sobre dichos aspectos, tuvieran una labor activa de intermediación o iniciativa en las operaciones que se estaban llevando a cabo» y por ello se ha decretado el sobreseímiento de su causa.

En el auto, de 18 páginas, se detalla «la casi certeza» de que «en la RFEF la gestión del problema generado con el Recreativo de Huelva se llevara a cabo sin sujeción a criterios de trasparencia y de forma paralegal». «Hubo una gestión desleal del patrimonio de la RFEF mediante los procedimientos antes descritos, en los cuales se actuó con ligereza en relación a los derechos de crédito de la Federación con dicho club y en relajó el rigor necesario con respecto de los requisitos que debía cumplir dicha entidad», se puede leer en el auto.

Comentarios

Villar, procesado por administración desleal en el caso Recre