El hombre baja por primera vez de las 2 horas en maratón

Eliud Kipchoge finaliza el reto de Nike en 1h 59m 40s


Eliud Kipchoge se convirtió en el primer hombre en bajar de las dos horas en el maratón, una barrera que parecía imposible de doblegar. Lo hizo marcando un estratosférico tiempo de 1 hora 59 minutos y 40 segundos, lo que significa que corrió cada 100 metros en 17 segundos y cada kilómetro de los 42,195 a un ritmo de 2,50 minutos. Estos registros minimizan todas las ayudas que el keniano recibió en el Prater de Viena en el desafío Ineos: 41 atletas de primer nivel como liebres que se iban relevando, un coche por delante que marcaba el ritmo, un circuito llano con solo dos giros y sin homologar, una temperatura ideal y una zapatillas voladoras. Todo esto impedirá que el récord sea conocido como tal, género menor comparado a la gesta del mejor maratoniano de todos los tiempos (es el actual plusmarquista de la distancia con 2h 01m 39s en Berlín en el 2018) y vigente campeón olímpico de la distancia.

LA PUESTA EN ESCENA

Una sinfonía atlética sobre el Prater vienés

El maratón que rompió la barrera de las dos horas fue una oda a la sincronización. Kipchoge cumplió en todos los tiempos de paso a un ritmo de 2,50 minutos el kilómetro, marcando cada parcial de los cinco kilómetros entre 14,10 minutos (los dos primeros) y 14,14 en el 15. En todo momento estuvo arropado por una formación de ocho atletas (seis de ellos formados en V), que solo le liberaron en los últimos 200 metros, los únicos que Eliud corrió en solitario. Delante de ellos y de principio a fin, un coche que le marcaba el ritmo. Los expertos cifran en 4,30 minutos la mejora con la protección del viento por parte del coche y las liebres.

EL CIRCUITO

Siete kilómetros de llano con solo dos giros

Después de fallar la apuesta por el circuito de Monza, se eligieron las largas rectas de la avenida del parque Prater a orillas del Danubio, un circuito de 9,6 kilómetros completamente llano con un inapreciable desnivel de 2,4 metros en donde solo se hacían dos giros en otras tantas rotondas al que tuvieron que dar 4,4 vueltas. El reto comenzó a las 8.15 horas para disfrutar de las mejores condiciones atmosféricas: 9 grados, nublado y viento de 10 km/hora en el momento de empezar.

LAS LIEBRES

41 atletas de primer nivel

Con el célebre Bernard Lagat como liebre jefe, en el reto participaron atletas de primer nivel: los hermanos Ingebrigtsen, Matt Centrowitz, Selemon Barega, Julian Wanders, Stewart McSweyn, Kota Murayama, entre otros. Las liebres se fueron relevando de dos en dos en una perfecta sincronización.

LAS ZAPATILLAS

Con efecto muelle en la suela y con retorno energético

Las Nike Zoom Vaporfly Next% que utilizó Kipchoge son unas zapatillas con una placa de carbono en la suela con efecto muelle y discos rellenos de fluido presurizado. También llevan una capa de espuma especial en el talón que da estabilidad en el tendón de Aquiles y a la vez producen un mayor retorno energético.

LA PREPACIÓN

Cinco meses de dieta y entrenamiento espartano

Kipchoge llevaba casi medio año dedicado en cuerpo y alma al reto. Durante este tiempo se ha dedicado a entrenar, comer y dormir. Lo más llamativo ha sido la dieta diaria: «Arroz con alubias por el almuerzo y ugali (masa de maíz muy habitual en Kenia) con carne o vegetales por la noche», según desveló a Efe en su día Marc Roig, el fisioterapeuta del equipo del keniano.

Tags
Comentarios

El hombre baja por primera vez de las 2 horas en maratón