Arde el derbi más frío

Oviedo y Sporting llegan al partido en horas bajas, coqueteando con el descenso de categoría, con ausencias importantes y con las relaciones entre clubes rotas

Derbi en el Carlos Tartiere entre el Oviedo y el Sporting, temporada 2018-2019
Derbi en el Carlos Tartiere entre el Oviedo y el Sporting, temporada 2018-2019

Redacción

Unos en posición de descenso a Segunda B, los otros solo tres puntos por encima. Unos sin la compañía de su afición, los otros respaldados por su hinchada, pero con una entrada mucho más floja que en años anteriores. Los dos con la ausencia de su mejor jugador y las relaciones entre directivas rotas. A todo ello se suma el temporal, que aunque ha remitido, la lluvia sigue haciendo acto de presencia cada pocas horas. El ambiente es gélido, pero un derbi es un derbi y es una fecha marcada en rojo. Oviedo y Sporting vuelven a verse las caras, esta vez en el Tartiere, y ambos aspiran a que una victoria suponga un cambio de tendencia. Cuando a las 16.00 horas comience a rodar el balón nadie se acordará de todos los condicionantes que rodean al encuentro. En mitad del frío, azules y rojiblancos quieren volver a entrar en calor y asomarse a la parte templada de la clasificación, la que da la opción de luchar por los objetivos que los dos se marcaron a principio de liga.

Resulta complicado dilucidar quien llega peor al derbi. Los locales reaccionaron con el cambio de entrenador y la llegada de Javier Rozada, pero en las últimas jornadas han vuelto los malos resultados. Tras encadenar cinco partidos sin perder -3 victorias y dos empates-, los azules llevan ahora tres encuentros sin ganar. Las dudas han vuelto y el foco vuelve a estar en la defensa. El Sporting lleva una racha similar. Con José Alberto cuestionado cada jornada, las dos victorias consecutivas conseguidas frente a Elche y Zaragoza habían supuesto un soplo de esperanza, pero las derrotas frente a Cádiz y Numancia han vuelto a situar al equipo a un solo partido del descenso. El entrenador vuelve a estar en la cuerda floja.

Un dato a favor de los azules: el Sporting no gana en el Tartiere desde el año 2001, cuando lo hizo por 0-2 con goles de Lozano y Villa. Tras el regreso del conjunto de la capital a Segunda, los encuentros se contabilizan por victorias locales. Los dos por el mismo resultado, 2-1.

Ausencias

La situación clasificatoria es alarmante, y hay pocos elementos a los que agarrarse para ser optimista en cualquiera de los dos conjuntos. El Oviedo tiene la baja de Saúl Berjón, su capitán. Es el segundo máximo asistente de la categoría y por él pasa casi todo el juego ofensivo de su equipo. Su golpeo a balón parado es otra de sus grandes amenazas. Berjón arrastra problemas físicos desde hace varias jornadas y, aunque a principio de semana reconoció que estaba dispuesto a arriesgar, Rozada ya le ha descartado. 

El Sporting tampoco tiene a su mejor jugador. Manu García está convocado con la selección española sub 21. A estas alturas de la temporada, con 15 jornadas disputadas, parece claro que todo el juego de los rojiblancos pasa por él. Es el jugador diferente, el que es capaz de desatascar los encuentros y el Sporting solo ha sometido a su rival cuando ha brillado Manu.

Posibles alineaciones

Rozada y José Alberto quieren apurar hasta el último momento y por ello esconden sus cartas. El técnico azul ya ha reconocido que su once inicial dependerá del estado del terreno de juego, y en el entrenamiento del sábado no ha dado pistas. A la baja de Berjón se suma la de Bárcenas, convocado con Panamá, y la de Obeng, con Ghana. El resto de la plantilla ha sido convocada. Las opciones que tiene encima de la mesa son varias y no despejará las dudas hasta el final, pero el once podría parecerse al formado por: Champagne; Nieto, Carlos, Arribas, Christian; Lolo, Tejera, Sangali, Borja, Edu Cortina y Ortuño.

Por su parte, José Alberto podría introducir cambios importantes. De hecho, en el último entrenamiento ha probado con defensa de cinco. Sería la primera vez que utilizaría este sistema en toda la temporada. El técnico recupera a Babín, parece que Nacho Méndez podría ser el sustituto de Manu García, y Damián gana enteros para ser de la partida si se decanta por ese nuevo esquema. Aunque con varios puestos por definir, el equipo titular podría ser el formado por: Mariño, Unai, Valiente, Babín, Borja, Damián; Fuego, Salvador, Nacho Méndez; Aitor y Djurdjevic.

Ambiente frío

El ambiente estará frío en lo meteorológico y más frío que en otras ocasiones en la grada. La afición del Sporting renunció a las 1.200 entradas que le facilitaba el Oviedo al no estar de acuerdo con el dispositivo de seguridad -el mismo que en los dos últimos años-, y aunque en un principio parecía que se podían relajar las medidas, los rojiblancos rechazaron la última propuesta y no ha habido acuerdo.

El Oviedo estará arropado por los suyos, pero todo apunta a que serán menos que en otras ocasiones. Según aseguró Artuto Elías, máximo responsable del grupo Carso para la inversión en el Oviedo, en una entrevista en la Cadena Cope, los azules tienen 17.500 socios y el jueves solo se habían vendido 3.000 entradas. Tras estas declaraciones, el club sacó a la venta otras 1.200 al precio de 10 euros. Con el arreón final, se prevé una buena entrada, pero el Tartiere tiene 30.000 butacas y se quedará muy lejos del lleno.

La afición azul volverá a arropar a su equipo en el recorrido que va del hotel de concentración al estadio. La hora de quedada son las 13.45. Por su parte, la rojiblanca acudirá a las 11.00 horas al Molinón para despedir a los suyos antes de que vayan a concentrarse a Mareo.

Relaciones rotas

El otro elemento que ha marcado el derbi es la relación entre directivas. Tras el partido en el Molinón de la temporada pasada, el Real Oviedo rompió relaciones con el Sporting. Durante estos meses se han encontrado en varios actos con relaciones cordiales aunque distantes, pero todo se ha enrarecido esta semana.

El Oviedo no ha organizado comida de directivas y para ello ha alegado el horario del partido (16.00 horas). Lo que sí ha hecho es invitar a los directivos del Sporting al palco, pero estos han declinado la invitación.

Comentarios

Arde el derbi más frío