Una revolución en un torneo único

La Davis tenía un aura única, pero su modelo parecía agotado y ahora está por ver si el cambio funciona


Todo en la historia de la humanidad es evolución. También en el deporte. Las tradiciones van cayendo y conformando la historia de cada uno, hasta que las innovaciones las hacen diferentes. La Copa Davis de tenis nació por el simple hecho de una donación de una copa por un jugador norteamericano, también político, Dwight Davis, para disputarla contra un equipo inglés. Algo tan simple hace casi 120 años se convirtió con el devenir del tiempo en la más importante competición masculina por equipos del tenis, y una de las más prestigiosas del deporte mundial.

Por el camino, diversas variaciones; la participación de más equipos que ingleses y americanos; que el campeón defendiese el trofeo en su casa el año siguiente; la distribución en divisiones según iba creciendo el número de países participantes; la creación del Grupo Mundial.

Su popularidad siempre fue ganando enteros, superando en muchos casos la importancia de los grand slams. El mayor ejemplo. lo tenemos con Manolo Santana, que ganó dos veces Roland Garros pasando desapercibido, pero cuando en la semifinal de 1965 España ganó en Barcelona a Estados Unidos fue considerado un héroe, la apoteosis de todo el país, el verdadero bum del crecimiento del tenis en España.

PRIMER CAMBIO

Adiós al Challenge Round y opciones para más países

La posibilidad de que equipos más modestos pudiesen en sus pistas, con su ambiente, ganar a equipos superiores, convirtió la Davis en una competición especial, única. Tras las hegemonías de Estados Unidos y la gran época de dominio australiano, una vez pasada la época de la Challenge Round (en la que el vencedor defendía título el año siguiente en su casa), a partir de 1972, países como Gran Bretaña, Francia. Suecia, España, Checoslovaquia, Alemania, Rusia, Croacia, Italia Argentina, Serbia, Suiza y Sudáfrica lograron históricos triunfos.

DUDAS

Las estrellas, reticentes por los calendarios apretados, y éxito de la Laver Cup

El problema comenzó a surgir con los apretados calendarios individuales, cada vez más duros y exigentes, que motivaron a los mejores jugadores a replantearse participar en la competición. Las eliminatorias restaban tiempo a la preparación y, a la vez, suponían sobreesfuerzos y posibles lesiones que condicionaban las competiciones individuales. Surgió la idea de una fase final corta con los mejores. En el entreacto, Federer promovió muy a la imagen de la Ryder de golf la Laver Cup, que cumplió satisfactoriamente las expectativas y tuvo una muy buena aceptación en las dos ediciones celebradas.

ALTERNATIVAS

La ATP relanza su torneo, pero llega tarde, tras la revolución de Piqué

La ATP, consciente de la pérdida de iniciativa, decide organizar en el 2020 un torneo por equipos que abra la temporada antes de Open Australiano, pero ya es tarde para frenar el cambio sustancial de la Copa Davis promovido sorprendentemente por la empresa del futbolista Gerard Piqué. El cambio consiste en que 18 equipos, escogidos por una serie de criterios, compitan en una misma sede, durante una semana, en 6 grupos de 3 equipos, en eliminatorias en un mismo día. Los seis campeones y los dos mejores segundos pasan a cuartos, hasta llegar a la final el domingo. Obviamente, con partidos al mejor de tres sets.

VENTAJAS E INCONVENIENTES

Los mejores en una misma sede, pero con muchos enfrentamientos fríos

Como ventajas, el formato es más ágil. El público puede acceder a un mayor número de primeras figuras en un ambiente novedoso.La presencia de Nadal Djokovic, Kyrgios, Goffin, De Miñaur, Shapovalov, Aliassime, Coric. Bautista, Tiafoe, Berretini, Fognini, Khachanov Rublev... es atractiva, y en un formato por equipos, más.

Como desventaja, la falta de ambiente en diversas eliminatorias, sin la participación de sus hinchadas puede tener partidos poco atractivos.

FAVORITOS

Pronóstico abierto y la suerte de que España sea la sede

A final de temporada y en una prueba nueva el estreno se convierte casi en una lotería. Durísimo el grupo F, con Estados Unidos, Canadá e Italia. España y Serbia deben de hacer valer la categorías de sus números 1, con Francia y Rusia como principales escollos. Colombia opondrá su excelente doble a las individualidades australianas y belgas. Alemania parece destinada a ejercer de árbitro entre la rivalidad de Argentina y Chile, con ventaja a priori para los albicelestes, y muy incierto el grupo de Inglaterra, Kazajistán y Holanda.

En definitiva, acontecimiento tradicional reconvertido en un nuevo formato, que nace con buenas expectativas y que tenemos la suerte de tener estos dos primeros años en nuestro país, lo que nos convierte esta semana en el centro de atención del tenis, y proporciona la oportunidad a todos los aficionados a acercarse para ser testigos del mejor tenis masculino y de un cambio histórico en la una de los acontecimientos más importantes del deporte mundial.

Así se examina desde hoy la nueva Copa Davis

Pablo Carballo

Dieciocho países compiten hasta el domingo en la Caja Mágica de Madrid en la primera edición de la competición tras comprar Piqué sus derechos

Desde hoy, y hasta el próximo domingo, la Caja Mágica se convierte en el epicentro del tenis mundial para acoger una renovada Copa Davis. Un escenario, el madrileño, que ya sabe que repetirá en el próximo 2020. Pero, como dejó escrito Óscar Wilde: nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión.

Cambio de formato

El espejo de la Super Bowl guió a los nuevos gestores

La ITF acordó, en la asamblea celebrada en Orlando el 16 de agosto del 2018, ceder los derechos de la competición a la empresa Kosmos, de la que es socio Gerard Piqué. La Davis daba hasta entonces unos beneficios de 12 millones. La nueva sociedad gestora se comprometió a pagar 2.262 millones de euros en 25 años. El grupo inversor se inspiró en la Super Bowl para modificar el formato, con el objetivo de revalorizar los derechos televisivos y lograr nuevos patrocinadores. Kosmos propuso concentrar la fase final en una semana, en una ciudad y con 18 equipos participantes, que se dividirán en seis grupos de tres. Jugarán la primera fase todos contra todos.

Seguir leyendo

Comentarios

Una revolución en un torneo único