Quique Setién: «Ayer estaba paseando en mi pueblo al lado de las vacas y hoy estoy aquí»

El Barcelona presentó a su nuevo entrenador tras la destitución de Ernesto Valverde


La presentación de Quique Setién como nuevo entrenador del Barça hasta el 30 de junio de 2022 en sustitución de Ernesto Valverde puso este martes al mediodía el punto final a los cinco días más turbios de la historia reciente del Barcelona, un club que no despedía a un entrenador con la temporada en juego desde 2003, cuando Louis van Gaal cedió el banquillo a Radomir Antic. Minutos después del KO ante el Atético el pasado jueves en la semifinal de la Supercopa de España comenzaron los rumores, las filtraciones, las mentiras y las medias verdades del club que se prolongaron hasta quedar en evidencia en la última respuesta del técnico cántabro en su primera rueda de prensa, cuando reconoció con absoluta sinceridad que «fue una sorpresa» para él, pero cuando se lo propusieron ayer no tardó ni cinco minutos en decidirse. Su nuevo presidente, Josep Maria Bartomeu, habia alardeado minutos antes de que «ha sido un trabajo de meses, de conversaciones con Valverde y con otros entrenadores hasta llegar a este momento». Pues no. Improvisación total tras la negativa de Xavi Hernández a dejar ya el Al-Sadd de Qatar para aterrizar con carácter de urgencia en el Camp Nou.

Nada es lo que parece en esta historia, ni siquiera el anuncio de un contrato de Setién hasta 2022, pues Bartomeu reveló la existencia de un cláusula por la cual, en 2021, el futuro del técnico quedará en manos del presidente que gane las elecciones. Y en esa fecha sí es segura la disponibilidad de Xavi como entrenador del precandidato Víctor Font. Tampoco queda claro el papel de los jugadores, especialmente de Leo Messi y Luis Suárez, quienes defendieron a Valverde en Arabia Saudí y este martes le despidieron con mensajes emotivos en las redes sociales pese a ser dos de los principales sospechosos de haber apremiado al club a viajar a Catar para convencer a Xavi y de haber dado el OK a Setién. Han sido días surrealistas, con un contacto imposible con Ronald Koeman, seleccionador de Países Bajos que no podía dejar el cargo, y aparición de nombres como Massimilliano Allegri y Mauricio Pochettino en las quinielas pese a que el segundo, por su pasado como jugador y entrenador del Espanyol, dijo no hace mucho que antes quedarse en su granja en Argentina que trabajar en el Camp Nou. Simplemente, que se hablara con él, pese a su enorme talento como técnico, confirma la locura vivida en el Barça estos días. Lo propuso Ramon Planes, adjunto a la dirección deportiva y amigo de Pochettino porque concidieron en el Espanyol. Su llegada hubiese supuesto el incendio definitivo en el entorno.

Caos y torpeza Josep Maria Bartomeu y el director deportivo, Eric Abidal, disimularon muy mal y no reconocieron el caos de los últimos días que ha provocado el adiós de un técnico como Valverde que deja al equipo líder de la Liga tras conquistar los dos últimos títulos. «Las formas no han sido las mejores, pero necesitábamos un impulso porque la dinámica no era buena», comentó el presidente, mientras que Abidal tiró de visionario al afirmar que le ha gustado lo que ha visto en el entrenamiento de esta mañana, «el 'feeling' con sus ayudantes y los jugadores». Y eso que fue una toma de contacto de apenas hora y media.... No lo pretendía, pero de su torpeza se interpretó como un 'palo' a Valverde.

Lo mejor fue el talante positivo y convincente de Quique Setién, avalado ya a sus 61 años hasta por la Fundación Cruyff como defensor de las ideas de Johan al frente del Lugo, Las Palmas y Betis. Se ganó a la audiencia al revelar que «ha sido todo muy rápido, ayer estaba paseando en mi pueblo al lado de las vacas y hoy estoy aquí. Ni en mis mejores sueños lo habría imaginado. Cuando uno espera equipo cree que le llamarán para uno en dificultades y venimos al primero de la Liga». Pero el barcelonismo quedó cautivado por su defensa a ultranza del estilo («he mamado lo que es este equipo desde el televisor en los últimos años, me ha hecho disfrutar muchísimo, la mejor manera de jugar a fútbol es jugar bien y mis equipos siempre lo han hecho») y de la cantera, llamando ya a Riqui Puig a la primera sesión: «Si el talento se abre paso es porque lo merece, siempre que sale un chaval nuevo hay una energía positiva que impulsa al equipo y que hace que el de arriba no se relaje».

Mostró su admiración hacia Messi y muchos de sus nuevos jugadores, pero lanzó un aviso: «Hemos hablado y ya le he dicho que una cosa es la admiración que tengo hacia ti y otra es que cada uno debe estar en su sitio». Y repitió uno de sus lemas: «Puedo escuchar a mucha gente, pero cuando empiezan las dudas soy el primero en defender lo que hago y muero con mis ideas».

Comentarios

Quique Setién: «Ayer estaba paseando en mi pueblo al lado de las vacas y hoy estoy aquí»