Suspenden el Madrid-Barça que se iba a celebrar en verano en Las Vegas

La previsión de partidos de liga en verano en Europa propicia la cancelación de la International Champions Cup


La organización de la International Champions Cup, torneo de verano que enfrenta a los grandes clubes de Europa, anunció este viernes la cancelación de la edición prevista para el próximo verano, en el que estaba planificado un clásico en Las Vegas entre Real Madrid y Barcelona.

«Estamos desconsolados por las miles de muertes por la terrible enfermedad de COVID-19. Nuestros pensamientos están con todos los que se han visto afectados en este momento difícil. La salud y la seguridad de los jugadores, el personal, los seguidores y todos los que participan en nuestros partidos es siempre primordial», señala en un comunicado. En teoría, el verano se va a reservar en Europa para que se completen las competiciones, si la alerta sanitaria lo permite, con encuentros tanto de ligas nacionales como de la Champions League. 

Ante la falta de fechas oficiales para acabar la temporada en todas las competiciones y la previsión de que se pueda hacer durante el verano, la organización se adelantó cancelando la próxima edición de la International Champions Cup.

«La falta de claridad sobre cuándo se levantará el distanciamiento social y las restricciones sumado al incierto calendario internacional de fútbol, hace inviable el torneo. Esperamos traer a los mejores clubes y los enfrentamientos más emblemáticos del mundo a los Estados Unidos y Asia en 2021», anuncia. 

Salva Ruiz: «Cuando me diagnosticaron solo preguntaba si me iba a curar»

Lois Balado

El lateral afronta con filosofía este parón tras el poso que le dio estar casi dos años sin competir por una aplasia medular

Se ha comprado un puzle de 1.500 piezas para entretenerse con su pareja. Más madera para sumar a la santísima trinidad compuesta por Netflix, la videoconsola y la lectura —tiene a medias Loba Negra de Juan Gómez-Jurado—. Salva Ruiz se congratula de haber elegido Mera para vivir cuando llegó a Galicia. Sus dos perros fueron claves para elegir una casa con jardín que ahora le permite esprintar y hacer ejercicios de carrera en pleno parón. Dice llevarlo «bien». Un trance más en la carrera de un jugador que estuvo más de un año y medio sin jugar cuando era canterano del Valencia por una aplasia medular, una enfermedad que afecta a las células encargadas de la producción de la sangre en la médula ósea.

Seguir leyendo

Comentarios

Suspenden el Madrid-Barça que se iba a celebrar en verano en Las Vegas