El CSD anuncia un principio de acuerdo en la guerra del fútbol sin concretar detalles

Ignacio Tylko COLPISA

DEPORTES

Óscar Cañas

Pendientes de que el Comité Científico del Gobierno autorice la vuelta al trabajo de los futbolistas, el protocolo a seguir por la Federación y LaLiga establece que los equipos vuelvan a los entrenamientos de forma individualizada entre 4 y el 11 mayo

20 abr 2020 . Actualizado a las 09:47 h.

Nada es definitivo, ya que todo depende de la evolución de la pandemia, del desescalamiento que se iniciará lentamente a partir del 9 de mayo y de que vean luz verde los protocolos sobre la vuelta a los entrenamientos, pero al menos ya existe un principio de acuerdo entre LaLiga, la Federación Española de Fútbol (FEF) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) para que pueda volver el fútbol esta temporada. Aún se desconocen las fechas para la vuelta a la competición liguera, que en ningún caso será antes de finales de mayo o principios de junio, pero al menos Javier Tebas, Luis Rubiales e Irene Lozano han logrado un pacto de mínimos después de ocho horas de reunión secreta celerada el sábado.

Con el objetivo común de que se pueda reanudarse y terminar esta temporada para evitar un descalabro económico sin precedentes que los clubes profesionales han estimado en unos 1.000 millones de euros, la mediación del CSD auspició una cumbre entre los actores principales del fútbol en España. Esa reunión de ocho horas entre Lozano, Rubiales y Tebas finalizó de «forma positiva», según in formó el CSD en un escueto comunicado donde alaba el «tono constructivo» de la charla y el principio de acuerdo alcanzado en la misma.

Enfrentados en una guerra que parece no tener fin y que se ha trasladado incluso a los juzgados, Tebas y Rubiales aceptaron por fin verse las caras y discutir entre ellos, no a través de los mensajes que acosotumbran a lanzarse a través de los medios de comunicación. El reto común no es otro que salvar como se pueda la temporada de fútbol profesional, siempre anteponiendo la salvaguarda de la salud de los profesionales. Y ese reto ve ahora más factible que hace sólo una semana.