75 años de una gesta histórica: el campeón de Asturias ganando al campeón del Mundo

Manuel Fernández

DEPORTES

Antonio Rico
Antonio Rico FAPA

Así fue la extraordinaria victoria de Antonio Rico ante el mítico Alexander Alekhine

20 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Hubo una época en que Gijón fue uno de los epicentros del ajedrez mundial. Estaba finalizando la II Guerra Mundial y los grandes torneos escaseaban, apenas unos pocos en países no participantes de la contienda como el de Mar de Plata en Argentina. Además, el ajedrez vivía un momento de reconocimiento en España, aupado en la figura del niño prodigio Arturo Pomar, a quien la dictadura explotaba propagandísticamente, y en la presencia por la Península Ibérica del campeón mundial Alexander Alekhine. Éste, acusado de colaboracionista con los nazis, vivió sus últimos años jugando entre España y Portugal, conservando el título hasta su prematura muerte producto de una vida de excesos.

Con este favorable caldo de cultivo, en 1944 se organizó el I Torneo Internacional de Ajedrez de Gijón, ganado con una incuestionable superioridad   -solo cedió un empate en todo el torneo- por Alekhine. Visto el indudable éxito de público, con todo Gijón siguiendo el torneo, la siguiente edición no podía esperar.

En 1945 -se cumple el 75º aniversario el próximo mes- se disputó el II Torneo Internacional de Gijón. Como el año anterior, el gran favorito era el campéon mundial, el ruso Alexander Alekhine. Otras figuras presentes eran el campeón de España, Antonio Medina, el campeón de Portugal, Francisco Lupi, y el niño prodigio Arturo Pomar. Junto a ellos los más fuertes jugadores asturianos encabezados por el extraordinario aficionado originario de Tineo, Antonio Rico.

Rico, ocho veces campeón de Asturias entre 1944 y 1956, comenzó liderando el torneo junto a Medina. Tras tres rondas ambos aventajaban en medio punto a Alekhine y Pomar, quedando los emparejamientos para la decisiva cuarta ronda de esta manera: Alekhine-Rico y Pomar-Medina. El 15 de julio de 1945, en un abarrotado “Parque Gijonés” se disputó esta partida que pasaría a la historia del ajedrez asturiano:

Alekhine,Alexander - Rico González,Antonio. II Torneo Internacional de Gijón, 15.07.1945

El ruso tenía la imperiosa necesidad de vencer, mientras que para Rico el empate sería un excelente resultado. Probablemente esto hace que veamos una partida del asturiano diferente a lo que tenía acostumbrado, alejado de su habitual estrategia de cerrar el centro y atacar por los flancos, especialmente el de rey.

1.e4 c6 [la defensa Caro-Kann, favorita de Antonio Rico a lo largo de toda su carrera]

2.Cc3 d5 3.Cf3 Ag4 4.h3 Axf3 5.Dxf3 e6 6.d4 [el blanco arriesga entregando un peón]

6...Cf6 [pero el negro no quiere saber nada]

7.Ag5 Ae7 8.0?0?0 Cxe4 9.Axe7 Dxe7 10.Cxe4 dxe4 11.Dxe4 Cd7 12.Ad3 Cf6 13.De5 0?0?0 14.Ac4 Dc7 15.Dg5 [puede ser mejor incorporar la última pieza que falta por jugar con The1, pero Alekhine ve más posibilidades de desequilibrar manteniendo las damas en el tablero]

15...Ce4 16.De3 Cd6 17.Ad3 Da5 18.Rb1 Cf5 19.Axf5 Dxf5

La posición está absolutamente igualada, pero ahora el ruso empezará a maniobrar de manera brillante con sus piezas mayores hasta forzar el error del tinetense.