El covid-19 se lleva por delante los maratones de Nueva York y Berlín

La incapacidad para asegurar la salud de los corredores lleva a sus organizadores a cancelar las citas del 26 y 27 de septiembre, en Alemania, y del 1 de noviembre, en los Estados Unidos


Nueva York / Berlín

La Abbott World Marathon Majors, la competición que agrupa a los seis grandes maratones del panorama internacional, ha visto hoy como se cancelan en el mismo día la tercera parte de sus citas. La de Berlín, prevista para el 26 y 27 de septiembre, y la más concurrida del calendario deportivo internacional, la de Nueva York, programada esta para el 1 de noviembre. El motivo, el que aparece detrás de la casi práctica totalidad de suspensiones de grandes pruebas deportivas desde el descubrimiento y propagación mundial del covid-19, la imposibilidad de asegurar la salud de los participantes por parte de los comités organizadores de las pruebas. 

«Los organizadores de la prueba, en asociación con el Ayuntamiento de la ciudad de Nueva York, han tomado la decisión de cancelar el mayor maratón del mundo debido a las preocupaciones relacionadas con el coronavirus para la salud y la seguridad de los corredores, espectadores, voluntarios, trabajadores y los socios y comunidades que apoyan este evento», informaron en un comunicado los responsables del Maratón de Nueva York.

[[@twitter::

]]

Desde su primera edición en 1970, el número de participantes no ha de dejado de crecer en esta carrera en la que los ganadores en las categorías masculina y femenina se llevan 100.000 dólares de premio. Ha pasado de los 55 atletas que cruzaron la meta hace ahora 50 años hasta un récord de participación que se batió en 2019, cuando 53.640 personas recorrieron los 42 kilómetros y 195 metros de la ruta por las calles de Nueva York. En la carrera del año pasado, 117.709 personas solicitaron el acceso al maratón, que fue seguido por un millón de personas y atendido por 1.500 médicos voluntarios.

Precedente y devoluciones

No es la primera vez que sus organizadores se ven obligados a suspender la carrera. La última fue en 2012, cuando se tomó la misma decisión tras el paso del devastador huracán Sandy.

«Si bien el maratón es un evento icónico y querido en nuestra ciudad, aplaudo a los New York Road Runners (NYRR, los organizadores de la carrera) por anteponer la salud y la seguridad de los espectadores y los corredores», dijo el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, citado en el comunicado.

La organización ha ofrecido a los corredores que ya se habían inscrito la posibilidad de recuperar las tasas de inscripción, de guardar su plaza para uno de los maratones de los próximos tres años o de donar el dinero a la organización. «Cancelar el maratón de Nueva York de este año es algo increíblemente decepcionante para todos los involucrados, pero ha sido claramente el camino que debíamos seguir desde una perspectiva de salud y seguridad», declaró el presidente de NYRR, Michael Capiraso.

Berlín, querer y no poder

Desde el Maratón de Berlín, se comunicó por su parte que no pueden cumplir con las estrictas medidas de seguridad impuestas a causa de la pandemia del coronavirus covid-19. Las autoridades alemanas han prohibido la celebración de eventos con asistencia prevista de más de 5.000 personas hasta el próximo 24 de octubre, y los organizadores de la prueba de larga distancia dijeron que, tras realizar un estudio de viabilidad, comprobaron que la carrera no se podrá celebrar, ni siquiera más tarde durante este año.

«Trabajamos con tesón en el desarrollo de un plan de higiene y mantuvimos innumerables encuentros con nuestros expertos, las autoridades responsables y los proveedores de servicios», dijeron los organizadores en un comunicado en el que explican las razones de la cancelación. Jürgen Lock, responsable de SCC Events, firma organizadora del maratón germano, señaló que «dadas las condiciones meteorológicas y que los días son más cortos, sería muy difícil organizar el maratón de Berlín y sus eventos en este año. Y luego además está la incertidumbre sobre qué reglas se aplicarán más tarde. Tampoco pudimos responder a la pregunta de cuándo podrían volver los atletas a reanudar los viajes internacionales».

El maratón berlinés es uno de las más importantes del mundo y desde 2003 los siete récord mundiales masculinos se lograron en la capital alemana, incluido el vigente, el del keniano Eliud Kipchoge, que lo consiguió en 2018 con un tiempo de 2:01:39. Como el de Nueva York, forma parte del grupo de seis pruebas reunidas en la Abbott World Marathon Majors (AWMM), el grupo de los seis principales del mundo fundado en 2006, que incluye además a los de Tokio, Boston, Londres y Chicago.

Alemania es uno de los países en los que el coronavirus ha afectado menos mortalmente a las personas contagiadas: hasta el momento se registraron en total 191.449 casos y 8.914 muertos, para una población de 83 millones de habitantes. El país se encuentra en estos momentos en un proceso avanzado de desescalada de las medidas de confinamiento, aunque en los últimos días ha registrado algunos rebrotes aislados que han obligado a reintroducir aislamiento limitado.

Comentarios

El covid-19 se lleva por delante los maratones de Nueva York y Berlín