Santi Cazorla deja el Villarreal y Bruno Soriano cuelga las botas

josé manuel andrés

DEPORTES

El asturiano pone rumbo al Al-Sadd catarí en busca de un fútbol menos exigente para el tramo final de una carrera marcada por las lesiones, que también condicionaron al castellonense, el jugador con más partidos en la historia del submarino amarillo

19 jul 2020 . Actualizado a las 11:48 h.

Día de despedidas en el Villarreal. Dos auténticas leyendas del submarino amarillo, Santi Cazorla y Bruno Soriano, dicen adiós al club de sus vidas. El centrocampista asturiano seguirá en activo, pero en el Al-Sadd catarí que dirige Xavi Hernández, lejos del Estadio de la Cerámica, probando suerte con una aventura futbolística más exótica tras regresar al primer nivel cuando nadie lo esperaba, después de aquel calvario de lesiones que vivió siendo jugador del Arsenal y que amenazó con acabar con su brillante carrera antes de tiempo.

Pese al nivel mostrado esta temporada, en la que ha sido indiscutible en un Villarreal que retornará a competición europea con 15 goles, una decena de asistencias y muchos de esos detalles de enorme calidad que le llevaron a ser dos veces campeón de la Eurocopa con la selección española, Cazorla asume que a sus 35 años y con un enorme historial de problemas físicos a sus espaldas será complicado mantener su nivel futbolístico en un club de máxima exigencia.

«El Villarreal me lo ha dado todo. Cuando tenía 18 años apostó por un chico de Oviedo que prácticamente no lo conocía nadie. Estar hasta el último día con Bruno, cuando lo hemos compartido todo en este club, lo hace más especial. Espero que no sea un adiós como en mi anterior despedida, sino un hasta luego», señala el asturiano en un emotivo vídeo difundido por el 'submarino amarillo' en sus perfiles de redes sociales.