Una leyenda asturiana del fútbol que dice adiós a la Liga

El Villarreal rinde homenaje a Santi Cazorla en su despedida

Santiago Cazorla
Santiago Cazorla

El centrocampista del Villarreal Santi Cazorla, que ayer disputó su último encuentro con el club castellonense, aseguró que en esta segunda etapa en la entidad han¡ vivido «dos años perfectos con un gran final metiendo al equipo en Europa».

El centrocampista asturiano seguirá en activo, pero en el Al-Sadd catarí que dirige Xavi Hernández, lejos del Estadio de la Cerámica, probando suerte con una aventura futbolística más exótica tras regresar al primer nivel cuando nadie lo esperaba, después de aquel calvario de lesiones que vivió siendo jugador del Arsenal y que amenazó con acabar con su brillante carrera antes de tiempo.

Pese al nivel mostrado esta temporada, en la que ha sido indiscutible en un Villarreal que retornará a competición europea con 15 goles, una decena de asistencias y muchos de esos detalles de enorme calidad que le llevaron a ser dos veces campeón de la Eurocopa con la selección española, Cazorla asume que a sus 35 años y con un enorme historial de problemas físicos a sus espaldas será complicado mantener su nivel futbolístico en un club de máxima exigencia.

«El Villarreal me lo ha dado todo. Cuando tenía 18 años apostó por un chico de Oviedo que prácticamente no lo conocía nadie. Estar hasta el último día con Bruno, cuando lo hemos compartido todo en este club, lo hace más especial. Espero que no sea un adiós como en mi anterior despedida, sino un hasta luego», señala el asturiano en un emotivo vídeo difundido por el 'submarino amarillo' en sus perfiles de redes sociales.

En una entrevista con Movistar LaLiga, el asturiano, que seguramente continuará su carrera en Catar, admitió que a sus 35 años y tras haber estado casi dos años sin jugar por una lesión antes de regresar al club «cada día cuesta más prepararse física y mentalmente».

«Siempre dije que iba a ser sincero con el club y que cuando llegara el momento me echaría a un lado y eso hago. Es una decisión muy meditada por mí y por mi familia», apuntó.

«Esta es mi casa y como siempre digo no es un adiós sino un hasta luego», apuntó Cazorla, que lamentó haber tenido que despedirse sin público por las médidas anti coronavirus y señaló que es «una espinita» que se lleva.

«Me voy muy agradecido al club por haberme dado la oportunidad de jugar después del calvario, al cuerpo técnico por confiar en mí, a toda la gente que no sale en las fotos y nos ayuda y a mis compañeros porque sin ellos no habría sido posible», concluyó.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Una leyenda asturiana del fútbol que dice adiós a la Liga