Djokovic pide perdón en pleno debate sobre su castigo

TenisUS OpenSu eliminación por un bolazo a una jueza fue exagerada para algunos


redacción / agencias

La descalificación de Novak Djokovic del US Open tras haber golpeado con una bola a una jueza de línea ha generado una importante controversia en el mundo del tenis, entre los partidarios del castigo y los que lo consideran excesivo.

El primero en pronunciarse fue el español Pablo Carreño, su rival en el partido en el que sucedieron los hechos. Subrayó que no se percató del momento en el que Novak Djokovic lanzó la pelota que golpeó de forma involuntaria a la jueza durante su duelo de octavos y, aunque eximió al serbio de cualquier intencionalidad, sí recordó que «las reglas son las reglas» y que no debió ser una decisión «fácil» el descalificarle por esa acción.

«No vi el momento en el que lanzó la pelota, estaba mirando a mi entrenador y celebrando el break. Cuando me di la vuelta de nuevo, la árbitra de línea estaba en el suelo. Este tipo de cosas me preocupan, así que me quedé un poco en shock. Le pregunté a los colombianos que estaban en la grada si la pelota golpeó a la árbitra», relató.

El asturiano recalcó que «nunca» esperó que esto le pudiera pasar jugando contra el número uno del mundo y que también fue «un momento difícil» para él. «Cuando estaban hablando en la red solo trataba de concentrarme por si teníamos que seguir jugando. Fueron 10 o 15 minutos, pero hacía un poco de frío y tenía que estar preparado por si acaso continuábamos. Finalmente, Novak me dio la mano», explicó.

«Claro que creo que esto no fue intencionado. No creo que ninguno de nosotros, de los jugadores, haga este tipo de cosas intencionalmente, es solo el momento. Le rompí el servicio y él lanzó la pelota. Creo que fue mala suerte, ¿no? No puede hacer esto, pero por supuesto creo que Novak nunca, nunca, quiso golpear a la árbitra», advirtió Carreño. De todos modos, el tenista español fue claro también y dijo que «las reglas son las reglas».

«Este tipo de cosas nunca le gustan a uno. El árbitro y el supervisor hacen lo correcto, pero no es fácil hacerlo», admitió. «Novak es un gran jugador y una gran persona», zanjó.

De nada ha servido que Djokovic hiciese examen de conciencia. Solo unas horas después de la descalificación reconoció sentirse «triste y vacío» y se disculpó por una acción que espera que se convierta «en una lección» para ayudarle en su «crecimiento como jugador y ser humano». «Toda esta situación me ha dejado realmente triste y vacío. Pregunté por la jueza de línea y el torneo me dijo que gracias a Dios ella encontraba bien. Lamento mucho haberle causado tanto estrés. Tan involuntario. Tan equivocado», apuntó Djokovic en sus redes sociales.

Sobre la descalificación, el número uno del mundo recalcó que necesitaba mirar en su «interior». «Necesito trabajar sobre mi decepción y convertir todo esto en una lección para mi crecimiento y evolución como jugador y ser humano», señaló. «Pido disculpas al US Open y a todo aquel asociado a mi comportamiento. Estoy muy agradecido a mi equipo y a mi familia por ser mi gran apoyo, y a mis fans por estar siempre conmigo. Gracias y lo siento mucho», sentenció el serbio.

Comentarios

Djokovic pide perdón en pleno debate sobre su castigo