Hazard y el fantasma de Prosinecki

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

PETER POWELL

El belga acumula 245 días de baja en 14 meses en el Madrid y amenaza con seguir la saga de malogrados fichajes que inició el croata en 1991

02 oct 2020 . Actualizado a las 08:25 h.

Era el verano de 1991. Un jovencísimo Robert Prosinecki firmaba por el Real Madrid a cambio de 550 millones de pesetas. Una fortuna por entonces. El talentoso croata venía precedido de una enorme fama. Campeón del mundo juvenil con Yugoslavia y de la Copa de Europa con el Estrella Roja. Venía avalado por Radomir Antic y de él se esperaba que fuera capaz de poner freno al Dream Team de Cruyff. Pero no fraguó. La gran perla del momento encadenó lesión tras lesión muscular y solo consiguió jugar 3 partidos en toda esa primera temporada. Un estigma que acabó motivando su absoluto fiasco en la Liga.

Treinta años después, el fantasma de Prosinecki sigue pululando por la casa blanca. El mismo que persigue ahora a Hazard, y que antaño lo hizo con Baljic (21 millones de euros en 1999), Woodgate (20 en el 2004), Robben (36 en el 2007), Kaká (67 en el 2009), Coentrao (30 en el 2013) o el más reciente de Gareth Bale (101 en el 2013).

El belga Eden Hazard firmó por el Real Madrid en el verano del 2019. Venía de una larga trayectoria en el Chelsea sin prácticamente lesiones. Solo se había perdido 6 partidos en los últimos dos campeonatos. Poco más de una veintena en sus siete campañas en Londres. Es más, desde que se asentó en el primer equipo del Lille en el 2008, el de La Louvière encadenó once campañas consecutivas jugando más de treinta partidos de liga (en tres de ellas hizo pleno). Pero fue vestirse de blanco y comenzar el drama. Ya acumula 245 días de baja: 25 por una dolencia en el muslo (16 de agosto del 2019), 8 por un golpe en el tobillo (27 de noviembre del 2019), 67 por una fisura en el pie (5 de diciembre del 2019), 76 por una fisura en el peroné (23 de febrero del 2020) y 37 más por posteriores recaídas del tobillo operado (29 de junio y 1 de septiembre). La última, de momento, son unos problemas musculares que ya le han apartado del terreno de juego un mes (y se desconoce cuándo volverá). Ya se ha perdido 33 partidos desde su fichaje.