El final de Maradona reabre el debate eterno

ignacio tylko

DEPORTES

Argumentos para la elección imposible del mejor de la historia entre el Pelusa, Messi, Pelé, Di Stéfano y el influyente Cruyff

29 nov 2020 . Actualizado a las 09:58 h.

Si se hiciera una encuesta planetaria entre futbolistas, entrenadores, críticos, hinchas, aficionados de a pie y apasionados de las estadísticas, no habría duda. Alfredo Di Stéfano, Edson Arantes do Nascimento, Pelé, Johan Cruyff, Diego Armando Maradona y Leo Messi, con permiso quizá de Cristiano Ronaldo, ganarían por mayoría absoluta como los mejores jugadores de todos los tiempos. Mucho más difícil y controvertida resulta la elección del mejor de la historia al influir colores, equipos, nacionalidades, gustos, trascendencia social del personaje, márketing y, sobre todo, las edades de los consultados. No se pueden medir épocas tan diferentes, desde los años 50 hasta nuestros días. Aunque el deporte rey es universal, poco tienen que ver el viejo fútbol con el moderno. Ni las tácticas, que han variado de jugar con cinco delanteros a hacerlo solo con uno e incluso un falso ariete, ni la preparación física, ni la alimentación, ni los cuidados de la salud de los profesionales, ni la estrategia, ni los marcajes, brutales en tiempos del Diego y mucho más livianos en la era Messi.

¿Hubiera brillado tanto Leo en época del italiano Gentile o de centrales como Andoni Goikoetxea? ¿Se imaginan a la Saeta Rubia encarando a los veloces y potentes atletas de la actualidad? Hoy, sería impensable, por ejemplo, ver a una estrella como Cruyff fumando tranquilamente en los descansos de los partidos. O esas humaredas tremendas que hace no tantos años hacían irrespirable el ambiente en los autobuses de los equipos tras los partidos. Qué decir sobre la evolución de los materiales, de las botas, los balones y el césped. Aquellos patatales y esos esféricos que pesaban como piedras y volaban a base de patadón y tentetieso no son equiparables a los ligeros cueros de ahora, balones de playa por los porteros, ni a esas alfombras hechas de pasto.

Alfredo Di Stéfano: El jugador total

El primer grande fue don Alfredo, símbolo de la época. El argentino nacionalizado español revolucionó el juego hace unos 70 años e hizo del Real Madrid el equipo más ganador del planeta. Para muchos mayores, se trata del más completo porque podía actuar y destacar en cualquier demarcación, hasta de portero dicen. Di Stéfano marcaba, pasaba, lideraba, peleaba y contagiaba a sus compañeros de su carácter ganador.