La Champions, patas arriba

L. Balado

DEPORTES

Estadio Arena Nacional de Bucarest donde se jugará el Atlético de Madrid-Chelsea
Estadio Arena Nacional de Bucarest donde se jugará el Atlético de Madrid-Chelsea DPA vía Europa Press

Tres de los ocho partidos de octavos y otros tantos de la Europa League, obligados a jugarse fuera de sus países y disputarse en otros con restricciones más laxas

11 feb 2021 . Actualizado a las 09:58 h.

La cosa está muy seria y Europa no está para excepciones. El fútbol, tantas veces intocable, se ha topado con los Gobiernos. La UEFA ha asumido lo que hay y tanto la Champions como la Europa League han tenido que buscarse la vida. Entre los octavos de la Liga de Campeones y los dieciseisavos de la segunda competición continental, hasta seis encuentros han tenido que cambiar de sede. De momento, solo en la ida, pero está por ver qué sucede con los partidos de vuelta. La situación es extremadamente volátil y las restricciones cambian cada pocas semanas. Aunque la UEFA solo ha confirmado esos seis cambios de escenario, resulta complicado afirmar a ciencia cierta que de aquí a que comiencen las eliminatorias la semana que viene no se produzcan más alteraciones. Hacer predicciones sobre cómo estará la situación para los choques de vuelta, que en el caso de la Champions están fijados para marzo, es imposible.

LEIPZIG-LIVERPOOL

Mudanza a Budapest

El emparejamiento entre el Leipzig y el Liverpool del día 16 de febrero, que debía jugarse en Alemania, fue el que hizo saltar la liebre. Las restricciones totales del gobierno teutón a la entrada de ciudadanos procedentes de zonas donde se han detectado nuevas variantes del virus —como es el caso del Reino Unido—, hizo que el Leipzig moviese ficha solicitando que se autorizase una excepción para el Liverpool. Pero Alemania no contempla excepciones. La UEFA instó al club local a buscar una solución que ha encontrado en Budapest. El Puskas Arena será el estadio que acoja el enfrentamiento. No obstante, algunas voces del partido socialdemócrata alemán —socio de gobierno— han pedido públicamente un aplazamiento o incluso no jugarlo argumentando que el fútbol vive «ajeno a la realidad».

Mönchengladbach-City

De Alemania a Hungría

El Borussia Mönchengladbach conservaba cierta esperanza. Las restricciones alemanas para las zonas de riesgo por mutaciones del virus finalizaban el día 17 —solo un día después del Leipzig-Liverpool—, pero la UEFA ya ha confirmado que el partido también se jugará en el Puskas Arena de Budapest pese a disputarse una semana más tarde, el día 24 de febrero.