El entrenador de Fermín Cacho cree que Eufemiano Fuentes buscaba «venganza política»

LA VOZ

DEPORTES

Eufemiano Fuentes, durante el juicio por la operación Puerto
Eufemiano Fuentes, durante el juicio por la operación Puerto BENITO ORDÓÑEZ

«La duda la ha sembrado, pero esto cae por su propio peso», declaró el técnico Enrique Pascual Oliva

31 mar 2021 . Actualizado a las 12:01 h.

Enrique Pascual Oliva, que fue entrenador de Fermín Cacho, aseguró a EFE que las insinuaciones del médico deportivo Eufemiano Fuentes sobre el posible dopaje del exatleta soriano son una «venganza política» tras ser detenido en 2006 por la operación Puerto, cuando el secretario de Estado para el Deporte era Jaime Lissavetzky (PSOE).

Pascual Oliva señaló a EFE que Fuentes necesitaba una «figura», como Cacho para llamar la atención sobre sus acusaciones en la entrevista concedida a Jordi Évole, en la que habló sobre el dopaje en el mundo del deporte, los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 y los deportistas y equipos supuestamente implicados. «Ví que era una teatrillo. ¿Te voy a leer nombres? ¡Qué casualidad! Primero, no; segundo, no; tercero, no; cuarto, sí. ¿Por qué no siguieron leyendo? Porque lo tenía todo orquestado para ir a donde iba», destacó.

Pascual considera que las acusaciones formuladas por Fuentes le van a salir mal. Durante la entrevista, Fuentes reveló que Cacho ejerció de intermediario de Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte entre 2004 y 2011, para «preparar al equipo español» para los Juegos Olímpicos de Pekín. «Creo que todos lo sabemos que tuvo un problema gordo y las pasó canutas. Y creo que una cosa trae a la otra. Si no, no me lo explico, no tiene ningún sentido. Para mí es un teatro orquestado divinamente», afirmó Pascual.