Un título copero con acento vasco

Athletic y Real Sociedad se miden en la final de la Copa del Rey del año pasado


Un título revenido por el covid. La pasada edición de la Copa del Rey todavía no tiene vencedor. La Cartuja de Sevilla acogerá mañana (21.30 horas, Telecinco) una final que se retrasó hasta casi solaparse con la del presente año. La pandemia provocó la espera. Athletic y Real Sociedad, dos enemigos íntimos, se verán por fin las caras en una final vasca. La final soñada por dos aficiones que mantuvieron la esperanza de acudir a un partido que finalmente tendrán que ver por televisión. Otro golpe más del virus.

Una larga espera de dos estilos. Dos modelos frente a frente. Marcelino García Toral, el técnico que llega con el aval de haber logrado ya un título nada más llegar a Bilbao en la presente temporada e Imanol Alguacil, el hombre tranquilo que sabe lo que es llegar a la élite después de superar todos los escalafones del club. Experiencia y revolución. Veteranía e ilusión.

El espíritu del león

«A un león herido si no lo matas siempre te puede hacer daño y creo que esa es insignia de este club», adelantó Iñaki Williams. El delantero marcó el gol que dio la Supercopa al Athletic, el primer trofeo la temporada de los rojiblancos. Su espíritu peleón, ocupado por gente de la casa, les hará luchar en una final «con la que sueñas desde pequeño», indicó Williams.

Enfrente, la ilusión de David Silva y los goles de Isak. El de Arguineguín fue duda hasta hace pocos días tras una rotura fibrilar, pero el propio Silva admitió estar listo para la final y desea levantar el trofeo porque «sería increíble para todos». El jugador sueco de origen eritreo es la revelación del torneo. Con siete tantos, es el máximo realizador de la pasada edición de la Copa del Rey y la mayor baza ofensiva de los donostiarras de cara al encuentro.

Las calles de Bilbao y San Sebastián llevan toda la semana engalanadas. Las gradas estarán vacías, pero la afición quiere que se note su presencia.

El Athletic se juega en dos semanas alzar una copa que hace 36 años que no levanta. La última fue el 5 de Mayo de 1984. Su rival fue el FC Barcelona de Diego Maradona. Un gol de Endika en el minuto 14 bastó para dar al Athletic el que hasta hoy es su último título de Copa, en un partido que acabó en un batalla campal entre los jugadores.

Por su parte, la Real Sociedad desea volver a sentir lo que es levantar un título que lleva 34 años sin tocar. La pasada edición del torneo del k.o. fue una auténtica carrera de obstáculos para los txuriurdin. Comenzaron contra el humilde Becerril, para superar al Real Madrid en el Bernabéu y eliminar al Mirandés en algunas estaciones previas a esta final de Sevilla.

Dos fábricas de fútbol

Athletic y Real Sociedad pueden presumir de ser dos equipos de cantera. Los bilbaínos, cuya filosofía marca la diferencia, y los donostiarras con Zubieta como base de creación desde la llegada de Jokin Aperrabay a la presidencia en el 2008. Dos onces plagados de gente de casa, aunque algunos llegarán a la gran final con apenas un entrenamiento con su equipo tras su paso por la selección española. Es el caso de Unai Simón e Íñigo Martínez en el caso del Athletic —ambos titulares en el último encuentro frente a Kosovo— y Oyarzábal por parte de la Real Sociedad.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un título copero con acento vasco