Un clásico del que puede salir un nuevo líder de la Liga

Real Madrid y Barça exprimen sus opciones por el título, tras recortar la distancia con el Atleti


El último día de enero, el Atlético de Madrid se paseó por el Carranza (2-4) en la que fue su octava victoria consecutiva en liga. El Real Madrid había caído en casa ante el Levante y los de Simeone tomaban una distancia de diez puntos respecto a los de Zidane y al Barcelona. Con 50 puntos en 19 partidos, el Atlético se antojaba infranqueable. Había generado una diferencia que nunca antes había sido remontado en la competición doméstica.

Dos meses y medio después, los colchoneros visitarán el domingo al Betis descabalgados provisionalmente de la primera plaza si el clásico que enfrentará mañana a Real Madrid y Barcelona (21:00 horas, Movistar LaLiga) no acaba en empate. Si el Madrid gana, será líder, igualado a 66 puntos con el Atlético, pero con el averaje particular a su favor; si lo hace el Barcelona, tendrá dos puntos de ventaja en cabeza y, si firman tablas, el Atlético retendrá la plaza con los de Koeman pero solo por la diferencia particular. Pocos dudan hoy de que la Liga, a nueve jornadas para el final, está todavía abierta.

Los blancos, en crecimiento

Desde aquel día en Cádiz, el Atlético empezó a resentirse. Ha jugado diez partidos domésticos más de los que solo ha sido quien de ganar cuatro. Por el retrovisor, Madrid y Barcelona fueron apareciendo cada vez más próximos. El Real Madrid no volvió a ceder otra derrota desde aquella ante el Levante —solo se dejó sendos empates ante la Real y el Atlético— y ha cumplido con solvencia en las últimas tres jornadas ante Elche, Celta y Eibar.

Si le sumamos por medio las victorias frente al Atalanta y el Liverpool en octavos y cuartos de la Liga de Campeones, podemos concluir que los blancos llegan en su momento más solvente de la temporada.

El Barça aún recibirá al Atleti

La racha del Barcelona desde aquel último día de enero ha mejorado, en la Liga, dos puntos a la del Madrid. Aunque apeados de la máxima competición continental por el PSG, suman seis victorias consecutivas en la competición regular, en la que no pierden desde el 5 de diciembre en Cádiz, y tienen todavía pendiente recibir al Atlético en el Camp Nou, en otro duelo directo en la lucha por el título.

El reto de Messi y Benzema

Zidane deberá recomponer, como hizo ante el Liverpool, el eje de la zaga, en la que seguirá sin poder contar con Ramos, lesionado, ni Varane, convaleciente por covid. Piqué, con problemas en la rodilla, es duda en el Barcelona. En faceta ofensiva, Messi espera poner fin a su racha de seis partidos sin marcarle al Real Madrid, una de sus víctimas predilectas hasta entonces. Benzema lleva nueve clásicos sin anotar: lo hizo por última vez el 16 de agosto del 2017 en la Supercopa.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Un clásico del que puede salir un nuevo líder de la Liga