Derrota y retirada de la Superliga

DEPORTES

El proyecto sucumbe ante la presión de federaciones, gobiernos, aficionados y ligas y tras las maniobras de la UEFA para crear grietas entre los fundadores

22 abr 2021 . Actualizado a las 08:49 h.

El proyecto más ambicioso jamás visto del fútbol mundial tocó la corneta y bate en retirada. Los doce grandes jinetes galopan de regreso —cada uno por su lado— con sus escudos arrastrando, derrotados y enfrentados entre sí tras una lucha que ha durado escasamente 48 horas. En el campo de batalla yace buena parte de su reputación y les tocará hacer balance de las fuerzas perdidas. Están condenados a un armisticio con la otra trinchera donde, agolpados, celebran su victoria la UEFA, la FIFA, las federaciones, los gobiernos, la Comisión Europea, los futbolistas y los aficionados. Las guerras forjan alianzas extrañas.

Real Madrid, Barcelona, Atlético, Manchester City, Manchester United, Chelsea, Liverpool, Arsenal, Tottenham, Juventus, Inter y Milan cometieron el error de sobrevalorar sus fuerzas. Entre otros muchos. También fallaron queriendo trasladar la fórmula de la Euroliga a la arraigada tradición futbolística del continente. Despreciaron el hecho de que, en el baloncesto, países como Inglaterra o Alemania no tienen apenas peso. En esos frentes se perdió la guerra.

Empezar a perder

Llamaba la atención que, desde un primer momento, Bayern y PSG se quedasen fuera. Alemanes y franceses han, tradicionalmente, formado parte de lobi europeo de clubes; dolor de muelas histórico de la UEFA.