Un baño de realidad del Chelsea al Real Madrid (2-0)

Iván Antelo REDACCIÓN

DEPORTES

Neil Hall

El equipo londinense volvió a arrollar al español con su fútbol vertical y jugará la final de la Liga de Campeones frente al Manchester City en un duelo inglés en Estambul

06 may 2021 . Actualizado a las 10:28 h.

El Chelsea jugará contra el Manchester City la final de la Champions en Estambul. Y lo hace de milagro. Porque después de fallar dos docenas de ocasiones clarísimas de gol entre la ida y la vuelta, quien más y quien menos temía (o deseaba) que el Madrid acabara imponiendo la ley del grande. No fue así y al gol de Werner, se sumó otro de Mount, en el esprint final, para delirio blue.

Zidane sorprendió con su planteamiento. Ramos utilizó sus galones para volver al once y el entrenador francés quiso protegerlo con Militao y Nacho a sus costados. La gran sorpresa fue ver a Vinicius de falso carrilero derecho. Con ese 1-3-5-2, el equipo blanco modificó además su habitual salida de balón, buscando con ello eludir la presión alta del Chelsea. Militao se abrió muchísimo a la derecha y Nacho a la izquierda, dejando todo el centro para Ramos, ayudado por el juego de pies de Courtois, por detrás, y Kroos por delante.

Este planteamiento le permitió al Madrid tener más balón y superar la presión local con más facilidad que en la ida. Pero cada pérdida de balón en la medular volvió a ser un drama. Con los escoltas de Ramos abiertos, el Chelsea era imparable cuando robaba y corría.