Ramiro Fernández, peluquero de La Roja: «Si fuera charlatán, inculto y sabelotodo ya me hubieran echado»

Nel Oliveira
Nel Oliveira REDACCIÓN

DEPORTES

Ramiro Fernández presenta su libro De los pies a la cabeza: Mis vivencias en el fútbol y la Roja
Ramiro Fernández presenta su libro De los pies a la cabeza: Mis vivencias en el fútbol y la Roja

A sus 78 años ha decidido publicar un libro con varias anécdotas y vivencias, poniendo así la guinda final a su carrera de 28 años en la selección española de fútbol

24 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Discreción, prudencia y profesionalidad. Tres virtudes que han llevado a Ramiro Fernández a ser el peluquero oficial de la selección española de fútbol durante 28 años. Natural de San Miguel de Nembra, en el concejo de Aller, a sus 78 años ha publicado un libro recopilatorio con algunas anécdotas y vivencias de esta larga etapa en La Roja. De los pies a la cabeza: Mis vivencias en el fútbol y La Roja es el título de su obra, que presentará el próximo miércoles en Oviedo, antes de iniciar una gira por las principales ciudades españolas. «A todo el mundo le sorprende que un tío con 78 años siga siendo el peluquero de la selección».

Tras realizar todas las presentaciones, Fernández pondrá punto y final a casi tres décadas en la selección española de fútbol. «Creo que es el momento de dar un paso al lado», afirma. Ya ha comunicado su decisión y como los grandes mitos del deporte mundial, a su retirada se sumará también la negativa a más peluqueros en la selección. «Quiere decir que marco una etapa de 28 años, siendo asturiano y de un pueblito del concejo de Aller».

Un tapado de tercera fila, como él mismo se cataloga, y psicoesteta autodefinido. «Si fuera un peluquero charlatán, inculto y sabelotodo los jugadores serían los primeros que me hubieran echado. Me dedico a ser un profesional», subraya Ramiro Fernández. Según explica, su labor no pasa solo por cortar el pelo, «les aconsejo qué tipo de corte de pelo les viene mejor», señala. Sin embargo, lamenta que «ahora manda mucho más la moda que la estética», por lo que «me obligan a estar tremendamente actualizado».