Europa, al asalto del lago Míchigan

Paulo Alonso Lois
Paulo Alonso REDACCIÓN

DEPORTES

MIKE SEGAR

El Viejo Continente, que solo ha ganado tres veces la Ryder en EE. UU. después de 1987, abre hoy el duelo con una media de edad seis años mayor que el rival

24 sep 2021 . Actualizado a las 10:13 h.

Estados Unidos creía aún en la remontada cuando Seve Ballesteros ganó su individual ante Curtis Strange y sentenció la victoria de Europa en la Ryder de 1987. Desde aquel triunfo liderado por el genio de Pedreña con cuatro puntos de cinco posibles en Muirfield Village (Ohio), en la casa de Jack Nicklaus, el Viejo Continente se llevó o retuvo la copa en 10 de las siguientes 15 ediciones. Pero en esa época reciente solo sumó tres victorias en suelo americano, la última el Milagro de Medinah (Illinois), en el 2012, cuando Chema Olazábal lideró desde la capitanía una remontada épica en los individuales del domingo. Contra ese peso de ganar con el público en contra, contra las estadísticas y contra el ránking pelea desde hoy (Movistar Golf, 16.00) el equipo europeo en Whistling Straits, en Wisconsin, a orillas del lago Míchigan.

«Lo vivimos en el 2012 en Medinah. Desde la perspectiva europea, probablemente sea uno de nuestros mejores días en la historia de la Ryder. Me encantaría volver a sentir algo así. Sería un logro, todavía más teniendo en cuenta la diferencia de ránking entre los dos equipos», recordó esta semana Rory McIlroy sobre el potencial norteamericano, con ocho jugadores entre los diez primeros de la clasificación mundial. El duelo bienal, aplazado el pasado otoño por el covid, vuelve hoy con público, cuya práctica totalidad será norteamericano debido a las restricciones que estaban vigentes para viajar a Estados Unidos por la pandemia.

Aunque, si la experiencia suma en la Ryder Cup, y suma, Europa cuenta con un punto a su favor. Su equipo, aunque con peor ránking, arroja una media de más de 35 años de edad, seis más que el de Estados Unidos, que tiene seis debutantes en su vestuario. A la fuerza del grupo apelará el capitán europeo, Padraig Harrington, con un solo integrante entre los trece mejores del ránking, Jon Rahm, el líder. Por eso planea alinear ya hoy a sus 12 miembros, para reforzar esa sensación de bloque y hacer partícipe a todo su vestuario. De entrada, las rondas de prácticas de esta semana alimentan la idea de que en los foursomes de esta mañana (los integrantes de cada pareja dan golpes alternos) junte a Sergio García y Jon Rahm.