Las graves contradicciones de Djokovic que ahora lamenta

Paulo Alonso Lois
Paulo Alonso REDACCIÓN / LA VOZ

DEPORTES

LOREN ELLIOTT

La forma en la que burló la cuarentena tras su positivo en Serbia y la falsedad que también reconoce al haber viajado antes de su vuelo a Australia pueden costarle todavía la expulsión del país

13 ene 2022 . Actualizado a las 09:11 h.

Mientras el Gobierno australiano demora la decisión sobre si activará un segundo intento para expulsar a Novak Djokovic del país por su entrada irregular el pasado 6 de enero, la versión del tenista se agrieta. El propio deportista serbio admitió haber cometido «errores humanos», ya que sí había visitado distintos países en los 14 días previos a su viaje a Melbourne, en contra de lo que declaró para acceder al país. También reconoció este miércoles haber acudido a una entrevista el 18 de diciembre pese a ser consciente de su contagio por coronavirus en una PCR del 16. Las contradicciones en su relato complican no ya su futuro en el país para jugar desde el lunes el Open de tenis, sino su imagen como estrella mundial.

¿Engañó Djokovic en su documentación para entrar en Australia?

En la documentación que presentó para entrar al país, en un vuelo procedente de Dubái, pero que había iniciado en Málaga, Djokovic negó que hubiese estado en terceros países durante los 14 días anteriores a su llegada a Melbourne. Aterrizó en Australia el 6 de enero, por lo que garantizó no haber pisado ningún otro país desde el 23 de diciembre. Sin embargo, se fotografió en una exhibición de tenis el día 25 en Belgrado y el día 31 junto a aficionados en Marbella. Esa contradicción entre su declaración para entrar en Melbourne y los hechos incuestionables sobre su actividad durante las últimas semanas fue el motivo por el que este miércoles el tenista publicó un comunicado en el que por primera vez admitía «errores», cambiando la línea argumental de los últimos días de su familia, el resto de su entorno y gran parte de las autoridades serbias, que habían hilvanado un discurso victimista alrededor del caso.

¿A quién atribuye el error?

Djokovic, con unos ingresos anuales estimados de 32 millones de euros en el 2020 —134 millones en toda su carrera solo en premios, el tenista mejor pagado de todos los tiempos—, atribuye a su agente el «error humano» en la cumplimentación de su documentación para entrar al país. Llama la atención ese supuesto fallo involuntario cuando su polémico viaje a Australia, pidiendo una exención médica, llevaba semanas acaparando la atención del mundo del tenis, y de la opinión pública de Australia, pues pretendía entrar sin vacunar a un país muy restrictivo en sus medidas contra el coronavirus.