Carlos Alcaraz abre una nueva era

DEPORTES

El español, con 18 años, se convierte en el campeón más joven en Miami

04 abr 2022 . Actualizado a las 09:13 h.

Acabó con una volea afilada, como acaban los grandes. Faltaban ocho minutos para completar las dos horas de partido. Carlos Alcaraz tenía ya su primer Masters 1000, reventando dos hitos históricos: uno de precocidad, al convertirse a sus 18 años y 33 días en el campeón más joven en Miami, y otro patrio, al ser el primer español —Nadal cayó en sus cinco finales— que consigue ganar allí. Alcaraz batió al noruego Casper Ruud, desconocido para el gran público, pero con la vitola del número siete del mundo y verdugo de Zverev. Lo hizo por 7-5 y 6-4.

En una final de novatos en torneos de tamaña categoría, Ruud manejó mejor la toma de contacto con la pista. Defendió su primer juego, quebró el de Carlos y se situó luego con una renta de 3-0. Alcaraz transitaba nervioso, sin lograr rentabilizar sus primeros saques.

El español necesitó 17 minutos para estrenar su casillero. Alcaraz ya había encontrado su tenis. Ruud resistió con su turno, pero el español ya era más agresivo, más preciso, subía con mayor frecuencia a la red y exprimía sus ingeniosas dejadas. Una, que tropezó en la red, estuvo a punto ya de situar entonces el 3-2. Al séptimo juego, llegó la ruptura. Casper, hasta entonces un frontón al fondo de la pista, fruto quizá de sus mejores prestaciones en tierra batida —sobre la que logró seis de sus siete títulos— empezó a resentirse. A notar la presión sobre su derecha. A percibir como el público del Hard Rock Stadium se había ido con Alcaraz. Carlos ya tenía el 4-4, había alcanzado el poso para no precipitarse, y se desató para poner en su casillero seis de los últimos siete juegos del set. El noruego mezclaba una mueca de impotencia con tímidos manotazos a su raqueta, en señal de aplauso a su rival.