Ona Carbonell: «No hay que renunciar a nada, se puede ser madre y deportista de élite»

Antonio Garrido Viñas
antonio garrido VILAGARCÍA / LA VOZ

DEPORTES

Martina Miser

La capitana del equipo nacional de natación sincronizada espera su segundo hijo y está en plena pelea por visibilizar que la conciliación es posible, aunque aún sea muy complicada

13 may 2022 . Actualizado a las 10:51 h.

Ona Carbonell (Barcelona, 1990) tuvo a su primer hijo prácticamente unos meses antes de que se disputaran los Juegos Olímpicos de Tokio. Le costó, pero no tuvo que renunciar a su trabajo, aunque reconoce que fue una época muy dura. Quiere ejercer de altavoz y de ejemplo de que se puede compaginar la maternidad con ser deportista de élite. Ayer estuvo en Vilagarcía, donde participó en la una limpieza de playas de la isla de Cortegada. «Me gusta mucho Galicia. Ayer nos dimos un paseíto y está todo precioso. Me encanta el mar, me encanta la costa... súper. Me encantaría estar más días»

—Y en un rato toca ir a Cortegada...

—Nunca he estado allí. Me han dicho que tiene el mayor bosque de laurel de Europa. Qué ganas. Estoy muy contenta de que Abanca, la Fundación y CECA me hayan propuesta esta actividad. Ya hace un par de años que soy embajadora de CECA y toda esta parte de sostenibilidad siempre me ha interesado. Y más en lo que respecta a nuestros mares y costas, porque mi vida es la ingravidez, es el agua, y tenemos un gran problema en todos los sentidos. Solo existe un planeta. No hay un planeta B y hay que cuidarlo. Creo que las nuevas generaciones crecen con más conciencia pero nunca será suficiente lo que hacemos. Entonces, actividades como esta y utilizar mi altavoz para visibilizarlo y para poder ayudar pues me hacen mucha ilusión.

—Hablaba de ingravidez. No sé si sigue entrenando o si lo ha dejado por el embarazo...

—Sí, sigo entrenando, pero a un ritmo muy suave. Solo dos días a la semana, pero estoy con el equipo nacional y las ayudo. Agua ya me han dicho que mejor que no, y entonces hago estiramientos, yoga, un poco de cardio... mucho menos.