Marco Asensio entiende el mensaje

DEPORTES

Daniel Pérez | EFE

El extremo del Real Madrid sabe que para asentarse en el modelo de Luis Enrique tiene que correr con y sin balón, hacia delante y también hacia atrás

13 jun 2022 . Actualizado a las 09:09 h.

A Marco Asensio nadie le discute el talento. Es un jugador afilado, de vocación ofensiva, peligroso en las conducciones, con buena visión para el pase y un gran golpeo con la pierna zurda, sobre todo cuando va buscando hueco de derecha a izquierda como hacía en su día Robben.

El extremo madridista no ha terminado de consolidarse ni con Zidane ni con Ancelotti por su indolencia sin balón. Y esa asignatura pendiente la está recuperando con Luis Enrique. Con el técnico asturiano hay una máxima que no se puede saltar nadie. Todo el equipo está obligado a colaborar en la presión para recuperar la pelota. No cuela con el trote para disimular.

Si quiere estar entre los elegidos para el Mundial de Catar, sabe que tiene que correr hacia delante y también hacia atrás. Y luego estará por ver cómo gestiona su situación en el Bernabéu, en su último año de contrato, en el caso de que no renueve.